Page 2 -
P. 2

 •NUESTRAS DANZAS•
                 JARABE TAPLATÍO a historia
del jarabe
tapatío está entretejida con la historia de Méxi- co y es testimonio de aquellos tiem- pos en los que la identidad nacional se encontraba en plena etapa de
formación.
Aunque hay diferentes versiones del origen del jarabe ta-
patío, el antecedente más antiguo que se tiene de este baile tradicional es el jarabe gitano, que surgió en España durante el siglo XV. Los primeros españoles que llegaron a México lo bailaban ante el asombro y extrañeza de los indígenas.
Durante la Colonia, diversas compañías de danza y tea- tro como los famosos Sonecillos de mi Tierra llevaron el ja- rabe gitano a distintos rincones de la Nueva España. Sones como “Pan de manteca”, “Pan de jarabe” y “Jarabe gatuno” tuvieron mucho éxito entre los indígenas y mestizos.
No se hicieron esperar las reinterpretaciones que la gente hacía de estos bailes, mezclándolos con danzas indígenas y añadiendo elementos de la picardía mexicana, que ya por entonces causaba dolores de cabeza a las autoridades vi- rreinales.
TANGO ARGENTINO
Este baile que se originó en el puerto de Buenos Aires y rapidamente se extendió a los barrios del sur, como San Telmo, Monserrat y Pompeya, tuvo su crecimiento parale- lo con el de la sociedad argentina, formada por inmigran- tes europeos, que aportaron muchos de sus elementos.
Alrededor de 1860, entre los criollos y gauchos rioplaten- ses, marineros, indios, negros, y mulatos, se bailaba suelto músicas como valses, de origen austríaco y alpino; paso- doble y tango andalúz; zarzuela; bailes de origen escocés; habaneras, de origen cubano; polka; mazurcas, cuadrilla y milonga; teniendo como base el fandango y el candombe de los negros.
En esa época aún no existía el Tango como danza pro- piamente dicha.
Danzas de Guatemala
PBaile de la Conquista or cuestiones ló- gicas, el baile de la conquista es una de las danzas más difundidas en toda Guatemala. Como su nombre lo indica, el
mismo es una represetanción que rememora la llegada de los españoles a tierras guatemaltecas durante la épo- ca de la conquista.
La danza se desarrolla con música de tambor y flauta, que frecuentemente es pausada, por diálogos que simulan el proceso de la conquista, que finalmente terminó en la lucha entre españoles (liderados por Pedro de Alvarado) e indígenas (liderados por Tecún Umán), y el sometimiento de estos últimos.
En Guatemala, uno de los lugares más reconocidos en la presentación de este baile, es el municipio de Rabi- nal (departamento de Baja Verapaz). Esto obedece tanto a su largo historial, como al cuidado que se ha puesto para representar fielmente la realidad de aquella época, lo cual aplica no solo a la indumentaria y accesorios que lucían españoles y nativos en ese tiempo, sino tambien a detalles como la inclusión de caballos durante los com- bates.
E
l Tango se gesta
   en ambas márgenes del Río de la Plata en- tre 1850 y 1890. A principios del siglo XIX con su aceptación popular a nivel mundial la danza evoluciona
hasta su forma actual.
Historia del Tango
 H e r i t a g e M o n t h • S e p t e m b e r 1 5 t o O c t o b e r 1 5 • w w w . l at i n o d e t r o i t . c o m
  14










































































   1   2   3   4   5