Salud

URUGUAY AVANZA EN LA FORMULACIÓN DE UNA NUEVA VACUNA CONTRA LA LEPTOSPIROSIS

Uruguay anunció hoy que, tras dos años de estudios, avanza en la creación de una nueva vacuna protectora y “eficaz” contra la leptospirosis que afecta a animales y humanos y que normalmente se transmite a través de aguas dulces contaminadas por la orina de animales.

La investigación se llevó a cabo por el Instituto de Investigación Agropecuaria (INIA), la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, la red de la División de Laboratorios Veterinarios (Dilave) Miguel C. Rubino y el Instituto Pasteur de Montevideo.

Concretamente, los laboratorios lograron generar los primeros 21 aislamientos identificados a nivel de especie y variedad para formular una nueva vacuna.

El viceministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, dijo hoy en rueda de prensa que la variabilidad de la bacteria resulta en una gran diversidad de cepas que imponen “un desafío” en la formulación de vacunas eficaces que se elaboran con bacterias inactivas.

El avance “es un ejemplo de que las cosas se pueden hacer bien si uno quiere, si hay estrategias y definiciones claras, articulación y buen uso de los recursos públicos y privados”, declaró.

Añadió que Uruguay es líder “en América del Sur en la investigación con innovación para prevenir enfermedades”.

La leptospirosis ocurre en climas cálidos y afecta a los humanos y a un amplio rango de animales, incluidos mamíferos, aves, anfibios y reptiles.

Según los datos presentados hoy, entre el 15 % y 20 % de los animales investigados en Uruguay contiene la patogenia en su orina.

En cuanto a los humanos, en Uruguay la incidencia de la patología es menor (16 casos por cada 100.000 habitantes), pero los especialistas advierten que en el país suramericano hay cepas que no están incluidas en la vacuna existente.

Una vez es contraída la enfermedad, se deben usar antibióticos para curar la enfermedad tanto en animales como humanos y aunque existen vacunas que controlan preventivamente la leptospirosis en animales, e indirectamente en el hombre, tienen que estar actualizadas con las cepas que circulan a cada momento.

En este sentido, Benech indicó que si bien “el tratamiento en humanos responde bien con antibióticos” puede “ser mortal” si no es “diagnosticada y tratada adecuadamente”.

EFE

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top