Entretenimiento

UNGARO: SASTRERÍA DEL SIGLO XXI EN LA PASARELA MASCULINA DE PARÍS

La firma Ungaro presentó hoy su línea masculina en sus salones de la lujosa Avenue Montaigne, donde su creador, Philippe Paubert, propuso una reinterpretación de los códigos de la casa alejándose de lo efímero que prima en la moda.

Una historia curiosa la de Paubert, aprendiz de Emanuel Ungaro -que a su vez lo fue del diseñador español Cristóbal Balenciaga-, y creador de la línea masculina de la firma en los 90, a quien la marca reclamó de nuevo en 2014.

Ungaro ha decidido dejar la pasarela para mostrar sus nuevos diseños en un ambiente más íntimo que permita al cliente y a la prensa descubrir una parte muy importante del producto: el tejido y el ‘savoir faire’ de sastrería que ofrece la marca.

“Trabajé 10 años con el señor Ungaro que me pasó sus códigos. Están al mismo tiempo en los textiles, los puntos, la pata de gallo en blanco y negro o la mezcla atípica de tejidos pero también en la tradición de sastrería”, explicó Paubert a Efe.

La colección se inspira en tres artistas -imaginados por Paubert- que conviven en un taller en el que trabajan pero también se reúnen con amigos y organizan fiestas.

Las prendas son informales pero elegantes al mismo tiempo en una amplia gama de chaquetas de lana en tonos azules, grises y burdeos, así como camisas con originales y cuidados detalles como puntos, margaritas o pequeñas hojas cuidadosamente bordadas.

Paubert sigue trabajando junto a las fábricas de confección de tejidos en Italia para seguir de cerca el proceso, pero también para buscar los últimos avances del sector, otra de las ventajas que ofrece la moda masculina, siempre más calmada en tiempos que la de mujer por el propio carácter del consumidor.

“El hombre siempre es más profundo pues es un mercado que reacciona con mayor lentitud porque el hombre es más difícil de convencer para evolucionar, así que la fabricación es más técnica, sobre todo en chaquetas”, añadió.

Es un gesto que se repite en la moda masculina, donde la reinvención de la americana o del traje es más que un deseo una necesidad, aunque otros diseñadores, como el joven Christian Dada encuentran otras maneras de renovar el armario de hombre.

Así, en la pasarela de Christian Dada, las chaquetas se cierran marcando cintura y con manga corta para mostrar la sudadera que va debajo mostrando mensajes rebeldes; y las clásicas cazadoras de aviador se acortan o se llevan de forma asimétrica.

Un estilo ligeramente gótico para propuestas que alternaron la inspiración de la sastrería de los años 30, en trajes de raya diplomática a rayas, y detalles más rock como las chaquetas de piel, anoraks metalizados o exageradas plataformas, como lucieron algunas de las modelos en las pinceladas que Dada quiso mostrar de moda femenina, que resultaron bastante unisex.

El desfile de Givenchy comenzó con un minuto de silencio en recuerdo de Franca Sozzani, la mítica directora de Vogue Italia fallecida a finales de 2016, una muy buena amiga del director creativo de la marca, el también italiano Ricardo Tisci.

Para el otoño-invierno 2017/2018, Givenchy presentó un hombre moderno que recurre a camisas y americanas pero siempre con un aire juvenil.

Sus camisas con estampados de cuadros se combinan entre sí y se llevaron con pantalones tipo peto y deportivas, look al que se añaden grandes complementos de bisutería, tanto pendientes como collares.

Las chaquetas y abrigos, donde destacaron anoraks y trencas, estuvieron decoradas con grandes broches y botones con una cierta inspiración tribal, a juego con máscaras que ilustraron en algunas de las prendas.

La pasarela cerró con la muestra de varias creaciones de Alta Costura para mujer, con la participación de modelos como Kendall Jenner, Bella Hadid, Joan Smalls, Mariacarla Boscono, musa de Tisci, y la española Blanca Padilla que cerró el desfile con un diseño fantasía largo en color rosa palo con aplicaciones de plumas en cola y hombros.

La maison, que presentará el resto de las creaciones de Alta Costura en una presentación privada la semana que viene, se decantó por líneas rectas en sensuales vestidos semitransparentes cargados de pequeños detalles y aplicaciones brillantes, en negro y blanco.

EFE

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top
%d bloggers like this: