Inmigración

Sheriff del condado de Orange critica ley de “estado santuario”

Es el segundo Sheriff de California en declararse en contra de la ley.

La alguacil del condado de Orange, Sandra Hutchens, se sumó a las críticas del jefe del Sheriff del condado de Los Ángeles en contra de la propuesta de ley que declara a California como “estado santuario para indocumentados“.

La jefe del Departamento de Sheriff del condado de Orange (OCSD) aseguró en una declaración que el proyecto de ley que estudia el Congreso Estatal aumentaría el índice de delincuencia en este condado, por lo que ratificó su política de apoyo a las autoridades federales de inmigración.

“El Departamento de Sheriff del condado de Orange no participa directamente en actividades de aplicación de la ley a nivel de campo, pero trabajamos con nuestros aliados federales a través de nuestras operaciones en custodia, para asegurar que los ofensores violentos sean responsables de todos los cargos que enfrentan”, declaró la jefe de OCSD.

Al referirse a la propuesta SB54, del presidente pro tempore del Senado californiano, Kevin de León, que prohíbe la colaboración de las autoridades locales de California con las agencias federales en temas de inmigración, Hutchens manifestó su inconformidad con la medida.

“Creo que ocurrirán más crímenes violentos que, sin esta medida, se hubieran podido prevenir”,declaró.

En una carta emitida por Hutchens a finales de febrero, la Sheriff indica que sus agentes no ejecutan labores migratorias en el campo.

Sin embargo, señala que “se revisa el estatus migratorio de aquellos que van a nuestras cárceles. Se le notifica a ICE de los individuos indocumentados bajo nuestra custodia y que han sido convictos de delitos serios, como asesinato o violación. Una vez esos criminales convictos completan su sentencia, ICE puede tomar custodia de ellos.

“Esta práctica ha tenido lugar por varios años y es parte de la Ley TRUST (Confianza) de California, que permite la cooperación con ICE en ofensas serias específicas”, dijo Hutchens.

En esa misiva, Hutchens también detalló que 57,123 personas fueron fichadas en las cárceles del condado de Orange en 2016. Los agentes carcelarios identificaron a 391 que califican para una retención migratoria bajo la ley TRUST.

Estos reclusos tenían castigos por homicidio, violación y posesión de armas, hasta manejar bajo la influencia.

“Estos ofensores suponen un riesgo significativo a nuestras comunidades y removerlos es consistente con la misión del Departamento de mejorar la seguridad pública para TODOS los residents del condado de Orange. Estos ofensores no discriminant en contra de quién perpetran sus crímenes, y no debemos dudar de tomar ventaja de cualquier oportunidad que tengamos para mantenerlos fuera de nuestros vecindarios”.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top