Inmigración

Senadores piden una estrategia clara en Centroamérica para bajar inmigración

Un grupo de senadores reclamó hoy a la Administración del presidente Donald Trump una estrategia clara en el Triángulo Norte de Centroamérica para reducir la inmigración ilegal que llega al país a través de la frontera con México.
“Esto es en nuestro mejor interés: necesitamos un plan regional y tenemos que trabajar en ello. Es una situación muy compleja y debemos determinar la cantidad de dinero necesaria”, apuntó el senador republicano John Cornyn en una conferencia en el centro de pensamiento Atlantic Council, en Washington.
Cornyn defendió que los problemas socioeconómicos en Honduras, El Salvador y Guatemala se reflejan “en la puerta de entrada” de Estados Unidos en forma de “migración masiva” en el linde sur del país.
El senador por Texas reconoció que “ahora mismo” no existe una estrategia clara para abordar los retos que presentan esas naciones, aunque aseguró que “se están buscando líderes y socios con los que poder trabajar”.
“No podemos hacer nada por países que no quieren que les ayudemos”, agregó el republicano, que coincidió en esta idea con el senador demócrata Tom Carper, también presente en el acto.
En este sentido, Carper destacó la importancia de construir un plan de trabajo bipartidista que ayude a la región a potenciar oportunidades económicas, reducir el crimen y la violencia y rebajar los niveles de corrupción.
El veterano legislador recordó el “exitoso Plan Colombia” con el que EE.UU. ha ayudado en las últimas décadas a ese país sudamericano a salir de una crisis marcada por la violencia generada por los cárteles de la droga y las guerrillas.
“Ha funcionado, y aún está en funcionamiento, pero nos llevó mucho tiempo”, aseveró.
No obstante, ambos se mostraron esperanzados de que el presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, y el próximo mandatario de Guatemala, que saldrá de las elecciones que se celebrarán en ese país en junio, sean socios “cruciales”.
Al mismo evento asistió el director adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Jon Piechowski, que subrayó la importancia de que en el Triángulo Norte exista un clima de “seguridad y prosperidad económica” para evitar que elevadas cantidades de personas migren hacia EE.UU.
“La región de Centroamérica es estratégica para nuestro país por motivos geográficos, valores democráticos compartidos y por los millones de centroamericanos que viven aquí. Queremos ver una región cuyos ciudadanos deseen contribuir a sus sociedades y economías más que irse para el norte”, analizó el diplomático.
Piechowski aseguró que para conseguir este objetivo son necesarios “más ambición política y mayor compromiso con los líderes locales” desde el Gobierno.
Los senadores y el diplomático hicieron este llamamiento a la acción después de que el presidente, Donald Trump, ordenase en marzo suspender todo tipo de asistencia a los países del Triángulo Norte.
Aún no está claro qué cantidad de fondos se verán afectados por la decisión de Trump, aunque sí impactará en el dinero que el Congreso estadounidense aprobó para Guatemala, Honduras y El Salvador durante el año fiscal 2017 (de octubre de 2016 hasta septiembre de 2017) y el ejercicio fiscal siguiente.
En concreto, según los últimos datos del Departamento de Estado, en 2018 EE.UU. aprobó 120 millones de dólares para Guatemala, 80 millones para Honduras y 58 millones para El Salvador.
Mientras tanto, en 2017, EE.UU. destinó 140 millones a Guatemala, 95 millones a Honduras y 73 millones a El Salvador.
En sus declaraciones, el republicano Cornyn defendió la decisión de Trump.
“Creo que el presidente Trump hizo lo correcto al cancelar la ayuda, al ver que no está funcionando muy bien. (…) Pero -insistió- hay que trabajar en un plan regional”.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top