Internacionales

Rusia propone en la ONU un “modelo de seguridad” para el Golfo Pérsico

 (EFEUSA).- Rusia presentó este jueves en la ONU un “modelo de seguridad” para el área del Golfo Pérsico que dé solución a las tensiones en la región y que concluya, a largo plazo, en la creación de una organización para la seguridad y la cooperación en el área.
El documento, expuesto por el embajador adjunto ruso Dmitry Polyanskiy, fue llevado primero al Consejo de Seguridad y el diplomático aseguró que ya se están recibiendo “valoraciones” acerca del mismo.
“Creemos que la idea de establecer un sistema de seguridad en el área del Golfo puede ser esencial para consolidar los esfuerzos diplomáticos y políticos en la región”, explicó Polyanskiy.
De acuerdo con ese “modelo”, en primer lugar Rusia propone que debería “consolidarse, en una sola coalición antiterrorista, a todas las partes implicadas e interesadas en eliminar el hervidero de extremismo y terrorismo en Oriente Medio, así como asegurar acuerdos políticos sostenibles en Siria, Yemen y otros países de la zona como una prioridad”.
Además, Rusia ve necesario “movilizar a la opinión pública” tanto en los países islámicos como en el resto, “con una mirada para responder conjuntamente a la amenaza del terrorismo”, lo que incluye “esfuerzos integrados” en el espacio mediático.
“Insistimos en que el sistema de seguridad debería ser universal y amplio, basado en el respeto a los intereses regionales y al resto de partes involucradas”, dijo Polyanskiy, que citó como “piedra angular” de dicho sistema la legalidad internacional, la Carta de las Naciones Unidas y las resoluciones del Consejo de Seguridad.
Asimismo, la toma de medidas para restaurar la confianza entre los distintos actores es una de las claves.
A este respecto, preguntado por los periodistas, Polyanskiy señaló que la decisión de fletar barcos que protejan el tránsito de petróleo en el Estrecho de Ormuz no es una solución a la situación, ya que esta ha de abordarse a través del diálogo.
El diplomático señaló la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 como causante de estas tensiones.
“Hacemos notar que antes de que EEUU decidiera salir del Plan Integral de Acción Conjunto no había problemas con el transporte de petróleo en la región”, declaró, y abundó que “las soluciones a este problema pueden no estar en el campo físico, sino en la toma de medidas para mejorar la confianza entre las partes y, por supuesto, las negociaciones y el diálogo”.
Polyanskiy insistió en que no puede dejarse a ninguna de las partes aislada, ya que el multilateralismo es la manera de abordar el conflicto, y que el progreso hacia el establecimiento de un sistema de seguridad debería hacerse “paso a paso”, comenzando con los problemas más relevantes.
Según el texto, “en primer lugar y sobre todo” se encuentra la lucha contra el terrorismo internacional; la finalización de las crisis en Siria, Irak y Yemen; y la implementación de todos los acuerdos alcanzados sobre el programa nuclear de Irán.
El embajador adjunto ante la ONU señaló que las partes deberían realizar consultas conjuntas con el Consejo de Seguridad, la Liga de Estados Arabes y otras organizaciones, de cara a la puesta en marcha de una conferencia internacional sobre seguridad y cooperación en el área del Golfo.
Polyanskiy se mostró seguro de que este sistema podría pacificar las tensiones en esta zona “estratégica del mundo” y dijo que su país está dispuesto a trabajar para ello.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top