México

Regulador mexicano endurece medidas a Televisa para garantizar competencia

(EFE).- El órgano regulador mexicano de las telecomunicaciones anunció hoy la imposición de nuevas medidas a Televisa para garantizar la competencia en radiodifusión, las cuales serán analizadas por la compañía a fin de decidir cualquier acción legal o de negocios.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) indicó en un comunicado que las medidas son resultado de una revisión bienal de las obligaciones impuestas a Televisa en marzo de 2014, cuando la declaró empresa preponderante.

Entre las medidas más relevantes están la ampliación de la compartición de infraestructura, toda vez que ahora estará obligada a “prestar el servicio de emisión de señal en caso de que no exista espacio para compartir infraestructura pasiva (terrenos, torres, antenas, cableado)”.

Además, detalló, “no podrá adquirir, directa o indirectamente, derechos para radiodifundir en exclusiva contenidos audiovisuales relevantes, a menos que pueda sub-licenciarlos a otros concesionarios de televisión” en términos no discriminatorios.

El órgano regulador dijo que también ordenó a la compañía presentar su contabilidad separada por servicios y desarrollar e implementar un sistema electrónico de gestión al que podrán acceder en todo momento el IFT y los concesionarios solicitantes, por vía remota.

En cuanto a la publicidad, el grupo deberá publicar y entregar al IFT sus tarifas, planes de descuento, términos de contratación y ventas, así como términos y condiciones que prohíban el trato discriminatorio, ventas condicionadas o condiciones que inhiban la competencia, precisó Televisa en un comunicado enviado a la Bolsa.

Además, proveer “información muy detallada al IFT en forma periódica de los servicios de publicidad que presta en televisión radiodifundida relacionados con la publicidad de servicios de telecomunicaciones”.

El IFT reforzó, asimismo, la supervisión de los servicios de infraestructura que provee la compañía y los acuerdos tarifarios a los que llegue con sus clientes.

La reforma a las telecomunicaciones impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto estableció que las empresas declaradas “preponderantes” -las que tienen una participación en el mercado nacional superior al 50 %- serían sometidas a una regulación especial para evitar distorsiones y el control de los mercados.

Televisa destacó hoy que estas medidas llegan en un momento en que se vive una “competencia feroz” no solo por otras plataformas audiovisuales (muchas de ellas no reguladas por el IFT), sino por la presencia de una nueva cadena nacional de televisión abierta que está “ganando participación de mercado”.

“La mayor competencia, junto con las medidas regulatorias impuestas a la compañía y a la industria, han resultado en una reducción de los márgenes operativos de nuestro segmento de contenidos”, indicó.

Ello, junto a los efectos adversos del “must offer” -retransmisión gratuita de sus canales de televisión abierta a los concesionarios de sistemas restringidos- incrementa la ya pesada carga regulatoria para la compañía, factores “que no parecen haber sido considerados por el regulador”, agregó.

Televisa anunció que evaluará el alcance e impacto de las medidas del IFT a fin de adoptar cualquier acción legal, de negocios o de otra naturaleza que deba tomar o implementar con respecto a las mismas.

El grupo registró en 2016 un beneficio neto de 5.333,4 millones de pesos (267 millones de dólares), una caída del 56,7 % respecto al ejercicio anterior.

Televisa opera en México cuatro canales de televisión y distribuye 25 marcas de televisión de paga para distribución en todo el mundo y exporta sus programas a EE.UU. a través de Univision y a otros canales en más de 50 países.

Click to comment
To Top