Salud

Por qué sería buena idea una prótesis fija si te faltan piezas dentales

Como su nombre sugiere, las prótesis dentales fijas son aquellas que se mantienen unidas permanentemente a la boca del paciente y que, en consecuencia, no se pueden quitar.
Las prótesis dentales fijas tienen dos ventajas generales sobre las tradicionales. La primera de ellas es que las prótesis dentales fijas son más cómodas que las prótesis tradicionales porque no debemos estarlas retirando de manera continua, lo que podría ser molesto.
Por otro lado, estas prótesis tienen una mayor sujeción y firmeza que las piezas tradicionales. Esto permite que estas prótesis den una mayor seguridad y confianza al momento de masticar y al hablar.
Por último, las prótesis dentales fijas no pueden desarrollar caries, lo que le evitará al usuario la molestia de recurrir a otro tratamiento en caso de que las caries aparezcan. Sin embargo, las prótesis igualmente deben ser limpiadas y cuidadas como un diente normal.
En el caso de las coronas, que son prótesis que buscan imitar la estética y funcionalidad de un diente normal, ellas son tan sutiles que al momento de masticar que es bastante fácil olvidar que estamos usando una prótesis y no un diente natural.
El caso de cada paciente es particular, por lo que no todos podrían necesitar una prótesis dental. De todos modos, las prótesis removibles también presentan una serie de beneficios que hacen que no debamos descartarlas para nuestra salud dental.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top
%d bloggers like this: