Nacionales

Piden eliminación de las inspecciones aleatorias a estudiantes de Los Ángeles

(EFEUSA).- Padres de familia, estudiantes, maestros y activistas de Los Ángeles pidieron hoy a los miembros de la Junta Escolar (LAUSD) que elimine la política de inspección aleatoria a la entrada de la escuela en busca de armas, argumentando que la medida es ineficaz y discrimina a los alumnos.

“Es una medida que criminaliza a los estudiantes, que le pone la etiqueta de sospechoso, porque cuando te apuntan y te dicen que te vamos a registrar están decidiendo que eres criminal por como te ves”, dijo hoy Marisela López, exalumna de una escuela de LAUSD.

La política de las requisas aleatorios se implementó en 1993 tras el fatal tiroteo en la escuela secundaria de Fairfax y desde entonces, la junta escolar -de ese entonces- lanzó un programa piloto de revisiones aleatorias a los alumnos para detectar armas en todas las escuelas secundarias y preparatorias. El programa se extendió y en 2015 incluyó a las escuelas charter.

Según un informe del LAUSD, cerca de 840 armas se confiscaron en todo el distrito durante el año escolar 2014-2015, pero el reporte no especifica cómo éstas fueron halladas.

Para Ana Najera, abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), el hecho que la medida lleve tantas décadas aplicándose no indica que sea correcta.

“Desde hace dos años ACLU viene exigiendo que se elimine esta política que claramente afecta a hispanos y afroamericanos”, indicó a Efe la abogada que vivió en carne propia estas requisas cuando era estudiante de secundaria en una escuela de Los Ángeles.

Najera aseguró que las inspecciones son denigrantes y que actualmente estarían creando un problema mayor entre los niños inmigrantes.

“Estamos tratando que la comunidad inmigrante e indocumentada se sienta segura en las escuelas, para que un día de estos vengan a revisarles sus pertenencias solo porque fue seleccionado al azar, eso es contradictorio”, advirtió.

La petición, a la cual le siguió una manifestación, se hizo en medio de una de las juntas de LAUSD.

Mónica García, miembro de la junta de LAUSD, aseguró a los manifestantes que sus reclamos fueron escuchados y que la junta trabajará para encontrar una solución.

La muerte a tiros de un estudiante y su profesora en San Bernardino el mes pasado trajo nuevamente a la mesa el debate acerca de las medidas de seguridad en los campus de las escuelas del sur de California.

Para Lilian Mesa, una madre de dos estudiantes de secundaria y quien asistió a la manifestación, el asunto de la seguridad en los planteles se debería tratarse como un compromiso entre padres, estudiantes y autoridades escolares, sin incluir actos que crean desconfianza en los menores.

“Debemos tenerles confianza y ayudar con consejería a aquellos que lo necesiten, no con estas políticas”, concluyó.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top
%d bloggers like this: