México

NEGLIGENCIA, MENTIRAS, CORRUPCIÓN, PROTECCIÓN POLÍTICA EN EL ACCIDENTE DE LA LÍNEA 12 DEL METRO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

Francisco Castellanos J

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 10.- Dos trenes vencidos, formando una “V”, un pico enclavado entre varillas, acero retorcido y concreto demolido, eran la estampa que poco después de la 22:30 horas del lunes 3 de mayo inundaron las redes sociales y reflejaron el desastre en la Línea 12 del Metro entre las estaciones Olivos y Tezonco, en la alcaldía Tláhuac, una de las más pobres de la Ciudad de México.

El “incidente”, vocablo empleado por la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, para verbalizar la tragedia desde sus primeras comunicaciones, presagiaba un saldo letal que, hasta la última actualización era de 26 muertos y casi 80 heridos.

Con ese saldo, el desplome del paso elevado del tren se convirtió en el segundo accidente de mayor gravedad en la historia del Sistema de Transporte Colectivo, sólo superado por el choque de octubre de 1975; pero ante todo, en el tercero y más grave de los tres siniestros que en menos de 14 meses ha registrado el Metro capitalino.

Con esos antecedentes, el colapso del lunes 3 orientó la observación a la calidad de la construcción realizada durante el gobierno del hoy secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, cuya gestión en la obra ha sido motivo de amplia polémica, investigación, sanciones y que incluso lo hicieron vivir varios años en Francia ante los procesos que, acusó, eran una persecución política.

En ese escenario de investigaciones y denuncias ocurrió la salida de operación de la Línea 12 para reparar fallas durante varios meses de 2014, ya durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera, actual senador perredista.

Naturalmente, las críticas también se dirigieron al desempeño de Sheinbaum en los dos años y cinco meses de su gestión, en los que además de los dos siniestros precedentes se encuentra bajo escrutinio por el aspecto presupuestal.

Al margen del escrutinio en las pasadas administraciones, la cuenta pública de 2020 reflejó un subejercicio en el SCT Metro por el orden de 587.8 millones de pesos, mayoritariamente destinados a materiales y suministros relacionados con distintas obras de ampliación o remodelación.

Los hechos del lunes 3 ocurrieron en medio del periodo de campañas electorales. La tragedia tomó un giro político desde los primeros minutos y, en parte, se dirigió precisamente a las políticas de austeridad que, con base en el informe de la cuenta pública de 2020, tuvo expresiones declarativas, entre otros, del dirigente del PAN, Marko Cortés, quien señaló como causa del accidente, la falta de mantenimiento por recortes presupuestales.

Si bien la jefa de Gobierno explicó que el presupuesto se redujo en virtud de que los ingresos por el servicio colectivo tuvieron una contracción resultante del confinamiento obligado por la pandemia, por lo que el presupuesto fue modificado, la cifra de 587 millones se mantuvo como subejercicio y como una de las líneas críticas a su administración.

El asunto iba dirigido a cuestionar la llamada “austeridad republicana” –que incluso motivó tendencias en redes sociales como “austeridad asesina”– y el jueves 6 el tema fue ampliamente abordado, con la presentación en conferencia de prensa de la secretaria de Administración y Finanzas de la Ciudad de México, Luz Elena González Escobar.

En medio de todo, una ausencia notable: la titular del SCT Metro, Florencia Serranía, quien sólo fue convocada a la primera conferencia de prensa sobre el caso, el martes 4, y no volvió a aparecer en los informes de la jefa de Gobierno, en los que, básicamente, se ha pedido esperar los resultados de los peritajes.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro no tuvo subejercicios del presupuesto de 2020, más bien –dijo– se modificó derivado de la baja de hasta 40% de sus pasajeros por la pandemia de covid-19.

La Secretaría de Administración y Finanzas capitalina dio a conocer la Cuenta Pública de 2020, en la que se observó un subejercicio de 587.8 millones de pesos en el presupuesto del STC, en su mayoría en el área de materiales y suministros.

Serranía a salvo

La ausencia de Serranía, así como las informaciones sobre su participación en empresas proveedoras del Metro, la han convertido en la funcionaria más cuestionada de la administración de Sheinbaum en relación con la catástrofe de la Línea 12.

Durante su desempeño han ocurrido tres siniestros con saldos fatales en los últimos 14 meses.

El 11 de marzo de 2020, en la estación Tacubaya de la Línea 1, dos trenes chocaron. La explicación oficial fue que un convoy se quedó sin control, se deslizó en reversa y golpeó a otro, dejando un saldo de un muerto y 41 lesionados.

Luego, el pasado 9 de enero, un incendio en el Centro de Control provocó un caos en la movilidad pues debieron salir de operación las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 6. El saldo de ese incendio fue de una oficial de policía muerta (aparentemente por una crisis nerviosa) y alrededor de 30 lesionados.

Y finalmente, el “incidente” de la Línea 12 del pasado lunes 3, el más grave, como se ha dicho, desde 1975.

De hecho, los tres accidentes forman parte de los cinco más graves ocurridos en el Metro en su historia, pese a lo cual Serranía se ha negado a presentar su renuncia, mientras que la jefa de Gobierno, quien ha dicho que llegará “al fondo” de lo ocurrido y “hasta las últimas consecuencias”, no la removió.

De hecho, el martes 4 la reportera Sara Pantoja le preguntó a Sheinbaum si Serranía estaría dispuesta a ser removida del cargo. La jefa de Gobierno se aproximó a la funcionaria, le hizo algún comentario y posteriormente evitó responder, por lo que la reportera de Proceso insistió.

Serranía respondió que no renunciaría al cargo, dijo que seguiría trabajando y colaboraría con la fiscalía para determinar la causa del daño estructural.

El portal noticioso emeequis fue el primero en señalar los negocios de Florencia Serranía, principalmente mediante su empresa Urban Travel Logistics, controladora de la mitad del capital accionario de Operadora de Trenes Mercurio. Sus sociedades le han permitido lo mismo ser la principal operadora del Tren Turístico Puebla-Cholula que contratista del propio Metro.

Con su gestión, los tres accidentes, así como por el tinglado de relaciones e intereses empresariales, Serranía es figura central en las denuncias. Inclusive el viernes 7, trabajadores disidentes del sindicato del SCT Metro presentaron una denuncia en su contra por la omisión en la atención a diferentes requerimientos de mantenimiento.

La protección de Sheinbaum a la funcionaria es proporcional a la que a la propia jefa de Gobierno le ha brindado la Presidencia.

En diferentes oportunidades, ante diversas crisis que atañen a Sheinbaum, ella ha sido respaldada políticamente por el presidente López Obrador.

El colapso de un tramo de la Línea 12 del Metro, atizó la ya de por sí ríspida disputa electoral que definirá el 6 de junio, principalmente, la composición de la Cámara de Diputados y, por ende, el destino del presupuesto para los últimos tres años del sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

Montada en la tragedia y el luto, la oposición a la 4T exigió renuncias, acusó a los gobiernos morenistas de criminales y de aplicar una política económica “austericida”, exigió investigaciones a fondo, la creación de comisiones especiales y hasta organizó una protesta en la zona devastada, activismo que fue calificado por López Obrador de “zopilotero” y por su partido de “carroñero”.

El presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, informó este jueves que su partido ya denunció ante la Fiscalía General de la República a Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard por la tragedia ocurrida en la línea 12 del metro, en la capital del país y exigió la dimisión de ambos a sus cargos.

En conferencia de prensa, precisó que la denuncia es contra el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Causabón, en cuya gestión como jefe de gobierno de construyó la obra; contra la actual jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo y el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado.

El 5 de mayo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, garantizó apoyo a México luego del desplome de un tren en la Línea 12 del Metro que dejó 25 muertos y decenas de heridos, algunos de gravedad.

“Estados Unidos está listo para dar asistencia a México mientras se recupera luego de la tragedia”, expresó el mandatario Biden a través de un comunicado difundido por la Casa Blanca.

Joe Biden compartió sus condolencia 

Asimismo, el presidente compartió sus condolencias a todos aquellos que perdieron a un familiar o amigo en el colapso del Metro.

También externó sus deseos para que los heridos, tanto quienes están hospitalizadas como quienes ya fueron dados de alta, se recuperen de manera rápida.

Aunque aún no se firma el contrato con el gobierno de la Ciudad de México ni se sabe el costo que tendrá el servicio de peritaje, personal de la empresa DNV, certificadora independiente con sede en Høvik, Noruega, ya labora desde ayer en la zona donde colapsó una trabe metálica y dos vagones de la Línea 12 del Metro, informó la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

En videoconferencia, la secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC), Myriam Urzúa, explicó que dicha empresa ha estado en operaciones desde 1864, tiene más de 150 años de experiencia y 15 mil trabajadores con presencia en más de 100 países, y reconocido prestigio internacional. “Es una empresa experta en administración de riesgos, análisis forense y análisis causa-raíz de fallas catastróficas en instalaciones estratégicas”.

Accidente en Línea 12: el dolor y la indignación de los familiares de las víctimas.

El gobierno de la Ciudad de México informó el 20 de mayo que en cinco semanas se tendrán los primeros resultados sobre la causas del derrumbe en la Línea 12 del Metro, que dejó 26 personas muertas y decenas de heridos.

En videoconferencia de prensa, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbuam, detalló que la empresa noruega Det Norske Veritas (DNV-GL), contratada para el peritaje, ha conformado su equipo de trabajo por expertos de alto nivel de diferentes países.

Sheinbaum señaló que los peritajes de DNV-GL estarán basados en evidencia científica, metodologías y pruebas de laboratorio certificadas.

Poco más de cinco minutos a pie separan los dos principales lugares donde el dolor y la indignación se mezclaban al día siguiente a partes iguales tras la tragedia ocurrida el 3 mayo en el metro.

Durante todo ese martes, cientos de vecinos se reunieron en la zona aún incrédulos. Algunos hablaban sobre lo ocurrido, otros guardaban silencio conmocionados y otros grababan con sus teléfonos las imágenes de las espectaculares grúas tratando de retirar uno de los vagones siniestrados.

“Esto se veía venir, porque era un crujido muy horrible el que se oía aquí cuando circulaba esta línea”, le dijo a BBC Mundo Adelfo Solano, un vecino de la zona jubilado de 77 años.

Su reclamo es el más común entre quienes veían este martes la dramática imagen del siniestro, dado que la conocida como “línea dorada” presentó innumerables fallos y deficiencias en su funcionamiento desde su inauguración hace menos de diez años.

Si la investigación del colapso de la estructura de la Línea 12 del Metro en la Ciudad de México llega a la conclusión de que hubo negligencia, la póliza de seguro sobre Responsabilidad Civil General y Responsabilidad Civil Transporte de Personas, a cargo de Aseguradora Azteca, tendrá que pagar todas las indemnizaciones correspondientes.

“Si hay un siniestro y las investigaciones llegan a la conclusión que hubo negligencia el seguro de responsabilidad civil de las personas e instituciones que sean privadas y estatales, pues tendrán que pagar, para eso están las aseguradoras”, afirmó Daniel Bandle, director general de AXA México.

De acuerdo con Bandle, el seguro de responsabilidad civil y el seguro de terceros (que es un seguro social), indica que cuando pasen accidentes, choques y tragedias como la del Metro la noche de este lunes, las víctimas de estos accidentes y siniestros deben recibir una indemnización.

En conferencia de prensa virtual, el director general de AXA México ofreció al Gobierno de la Ciudad de México el apoyo de los conocimientos de sus ingenieros, de la Fundación Axa y de la aseguradora, la cual, dijo, tiene mucho conocimiento en accidentes y tragedias por su experiencia en el seguro de daños.

“No tenemos noticias de que tengamos siniestros de autos o gastos médicos mayores, es muy pronto para decirlo, pero desde anoche hemos ofrecido nuestra ayuda a las autoridades, a la Secretaría de Movilidad (SEMOVI) y Protección Civil para apoyar en lo que se pueda. Debo informar que no somos la aseguradora del Metro”, sostuvo Daniel Bandle.

Y es que el Sistema Colectivo de Transporte Metro tiene la póliza de seguro sobre Responsabilidad Civil General y Responsabilidad Civil Transporte de Personas que aplica para cualquier usuario que sufra algún percance o accidente que pone en riesgo su integridad, no importa donde se encuentre, en entradas, salidas, pasillos, escaleras eléctricas o viajando en el Metro.

“El Metro de la Ciudad de México cuenta con una póliza de seguro integral de daños. La cobertura es responsabilidad civil y daños a terceros. Válida siempre y cuando el origen del daño sea a consecuencia de las operaciones propias del organismo o por fallas en sus instalaciones, de conformidad a la legislación aplicable en materia de responsabilidad o daño civil”, dice la póliza de seguro integral de daños del STC.

Hace poco más de un año, el 10 de marzo del 2020, cuando se dio el choque entre dos trenes del Metro en la estación Tacubaya, de la línea uno, las autoridades dieron a conocer que la Aseguradora Azteca es la encargada de responder por los lesionados.

El colapso de una trabe entre las estaciones Tezonco y Olivos de la Línea 12 del Metro se debió a una falla estructural, dijo, Fernando Espino, secretario del Sindicato de Trabajadores del Metro.

“Una obra tan nueva, de ocho o nueve años, no tiene porque sufrir una situación de esta naturaleza. Una obra tan nueva no puede caerse”, dijo en entrevista con Grupo Fórmula.

El funcionario señaló que, de acuerdo con comentarios de trabajadores del servicio de transporte, la ballena (trabe) se pudo flexionar al paso de los trenes.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top
%d bloggers like this: