Inmigración

Mujeres argentinas realizan una intervención urbana contra la violencia machista

(EFE).- Varios centenares de mujeres realizaron hoy una intervención urbana en las calles de Buenos Aires para protestar contra la violencia machista y los feminicidios y recordaron al Gobierno argentino que este problema se intensifica en contextos de vulnerabilidad social y ajustes económicos.

Convocada por la organización Movimiento Evita, la concentración cortó desde primera hora de la mañana algunas de las principales vías de la capital, en las inmediaciones del Congreso argentino.

Muchas de las participantes acudieron con caretas de calaveras y de negro para recordar que, en lo que va de año, una mujer murió en Argentina cada 18 horas.

Otras se presentaron con camisetas blancas manchadas de rojo sangre y con maquillaje que simulaba golpes, además de con pancartas con leyendas como “Ni una menos” o “Mi vida vale 7 pesos (0,44 dólares) para el Gobierno”, en referencia a la financiación que destina el Estado a la lucha contra la violencia machista.

Presidía la manifestación -que realizó un breve recorrido hasta las puertas de la sede del estatal Consejo Nacional de las Mujeres- una gran pancarta con el lema de la convocatoria: “Si hay violencia, hay escrache. Si no hay justicia, hay escrache”.

“Estamos en un proceso de revertirlo pero es una sociedad machista”, afirmó a Efe Adela Segarra, diputada y miembro del Frente de Mujeres del Movimiento Evita, quien consideró que el presupuesto dedicado por el Estado en Argentina a combatir la violencia y promover la igualdad es “insuficiente” y que cualquier política debe, además, estar sustentada en la “participación popular”.

En 2016, según los organismos de defensa de los derechos de la mujer, Argentina registró un feminicidio cada 30 horas pero el movimiento Evita denuncia que, en lo que va de 2017, se registraron ya 58 muertes (una cada 18 horas).

La organización social peronista achaca el incremento del ratio al aumento del desempleo, la desigualdad y la pobreza, espoleadas por las políticas de ajuste del Ejecutivo de Mauricio Macri.

“Sabemos que las mujeres somos las más perjudicadas por los ajustes”, lamentó en declaraciones a Efe Susana Díaz, otra de las participantes de la intervención.

“A mayor pobreza, a mayor ajuste, mucho más altos son los indicadores de violencia y de violencia intrafamiliar”, recalcó, en el mismo sentido, Cegarra.

Las manifestantes hicieron hincapié en problemas como que la pobreza afecta más a las mujeres, que encabezan el desempleo, que hay grandes diferencias salariales entre sexos y que, además, existen muchas dificultades para acceder a puestos dignos.

“Las primeras políticas que necesitamos tienen que ver con el trabajo porque sin independencia económica tampoco terminamos con la violencia de género”, explicó a Efe Daiana Anadón, también de Movimiento Evita.

“Ante el aumento de la pobreza, vemos una feminización de la misma. La mayoría de los hogares pobres son sostenidos por mujeres, eso también es otro indicador, y además venimos realizando históricamente el trabajo de familia o doméstico que es sin remuneración. Todo esto sin ningún tipo de política de acompañamiento o de resguardo del Estado”, agregó.

La intervención se organizó también con el objetivo de llamar a participar en el paro internacional de mujeres convocado para el próximo 8 de marzo.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top