Inmigración

Logran un acuerdo monetario en demanda de guatemalteca por abuso sexual

(EFEUSA).- La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) del Norte de California dijo hoy que se llegó un acuerdo monetario en la demanda de una inmigrante guatemalteca que supuestamente fue agredida sexualmente por un agente de la Patrulla Fronteriza (CBP) tras ser detenida en la frontera.
El gobierno federal acordó pagar 125.000 dólares para que la demandante, identificada como J.I., abandone el caso.
En 2017 J.I. y su hermana mayor, identificada como Clara, presentaron una demanda por este mismo caso, que no prosperó, y un año después ACLU interpuso otra querella solo a nombre de la hermana menor, que es la que se resolvió mediante el acuerdo monetario.
Los hechos ocurrieron el 11 de julio de 2016 cuando la demandante y su hermana, que tenían entonces 17 y 19 años, fueron detenidas por agentes de la patrulla fronteriza en El Presidio, Texas.
Según la declaración de las jóvenes, tras ser detenidas y requisadas apropiadamente por dos oficiales del CBP, fueron llevadas a un cuarto de almacenamiento, donde otro oficial las sometió a una nueva revisión, durante la que supuestamente cometió los abusos.
Los abogados se ampararon en la Ley Federal de Reclamaciones por Agravios que permite a las personas demandar al gobierno federal y buscar una compensación por daños.
“Sabemos que esta agencia de CBP tiene un historial problemático de derechos humanos, y este caso es un ejemplo de lo que se puede lograr al llevar este tipo de casos a los tribunales”, dijo a Efe Angélica Salceda, de ACLU del Norte de California.
La abogada dijo que las dos hermanas que buscaban reunirse con su madre sufrieron un gran daño emocional.
“Con demasiada frecuencia, los niños inmigrantes que buscan refugio de traumas y abusos en sus países de origen sufren un maltrato adicional a manos de la CBP. Estos oficiales no están por encima de la ley y los abusos de poder no deben ser tolerados ” agregó la abogada.
La organización aseguró que no tiene claro si el agente, Fernando Saucedo III, quién supuestamente cometió el abuso, enfrentó una acción disciplinaria o si todavía está empleado por el CBP.
Esta no es la primera vez que ACLU denuncia abusos cometidos por agentes fronterizos.
El año pasado los defensores de los inmigrantes publicaron el análisis de más de 30.000 páginas de documentos obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información sobre la cultura de impunidad de los agentes del CBP entre 2009 y 2014.
Las dos hermanas viven en California y aún esperan que se defina su situación migratoria.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top