Latinoamerica

La OEA urge a los militares venezolanos a permitir la entrada de ayuda

(EFEUSA).- La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó hoy una resolución que urge a los militares y policías venezolanos fieles al presidente Nicolás Maduro a permitir la entrada de ayuda humanitaria, como ha reclamado el líder opositor Juan Guaidó.
Es la primera vez que la OEA pide directamente a las fuerzas del orden de Venezuela el ingreso de asistencia, en desafío a Maduro, que cree que esa acción podría desembocar en una invasión.
La resolución fue respaldada por 19 de los 35 miembros de la OEA (Cuba pertenece al organismo pero no participa en él desde 1962), mientras que 5 países votaron en contra, hubo 8 abstenciones -incluidos México y Uruguay- y dos delegaciones no participaron por no encontrarse en la sala.
La iniciativa, titulada “ayuda humanitaria en Venezuela”, fue impulsada por Colombia con el apoyo de Brasil, Chile, EE.UU., Panamá, Paraguay y Perú.
Con su aprobación, la OEA instó a “las instituciones públicas de Venezuela, en especial las fuerzas militares y de policía a que se abstenga de bloquear el ingreso de ayuda humanitaria”, como ocurrió el sábado 23 de febrero con un saldo de 300 heridos y al menos cinco muertos.
Esa fecha, la oposición, encabezada por Guaidó y respaldada por centenares de voluntarios civiles, intentó introducir en Venezuela ayuda humanitaria donada por EE.UU. y que había sido almacenada en Brasil y Colombia; pero se topó con la oposición de Maduro, que cerró las fronteras.
La resolución aprobada hoy entra en el debate político sobre el tema de la asistencia humanitaria, pues Maduro considera que la ayuda es un intento de “injerencia” extranjera; mientras que Guaidó ha hecho de ella una prioridad.
Al respecto, la resolución cita al Comité Jurídico Interamericano -órgano adscrito a la OEA- y afirma que pedir ayuda “no viola el principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados y, por lo tanto, cualquiera (en referencia a la asistencia), fuere el Estado de su procedencia, debe ser aceptada y distribuida de forma equitativa entre la población venezolana”.
En respuesta a ese punto, el representante de Venezuela ante la OEA, Jhon Guerra, consideró que el objetivo de la resolución es “justificar una intervención militar extranjera”.
“Rechazamos que ese grupo de países, cargados con una ideología de guerra fría, llena de odio, anacrónica y peligrosa, intente imponer sus prejuicios en los asuntos venezolanos”, subrayó Guerra.
La misión de Uruguay, que junto a México aboga por una salida dialogada a la crisis, intentó sin éxito introducir unos cambios en la resolución para que incluyera un acuerdo de la ONU en el que se establece que la ayuda humanitaria debe ser imparcial y contar siempre con la aprobación del país receptor.
En la sesión también se abordó el tema de la presencia militar rusa en Venezuela; en concreto, la llegada este domingo a Caracas de dos aviones castrenses rusos que, según medios locales, transportaban a un centenar de militares y toneladas de equipamiento no identificado.
Rusia tiene representación en la OEA como Estado observador, aunque normalmente no suelen pedir la palabra.
Sin embargo, en esta ocasión, el representante alterno de Rusia, Alexander Kormachev, detalló en un español fluido que el “grupo de expertos” rusos en Venezuela no supone ningún tipo de “despliegue militar” y se enmarca en un acuerdo ratificado en 2001 por ambos países.
“Rusia -dijo Kormachev- mantiene una cooperación constructiva y mutuamente ventajosa, tanto con Venezuela, que es un socio estratégico de nuestro país, como con otros Estados del hemisferio”.
Frente a ello, el embajador de EE.UU. ante la OEA, Carlos Trujillo, aseguró a la prensa que el Kremlin se está quedando solo en Latinoamérica y resaltó que varios países han condenado su presencia en Venezuela, incluidas las 13 naciones del Grupo de Lima.
“Lo que están haciendo hoy en Venezuela no solo es un acto de agresión, están ocupando Venezuela”, afirmó Trujillo.
La OEA aprobó en enero una resolución en la que no reconoce la legitimidad como mandatario de Maduro, que volvió a tomar posesión de su cargo el día 10 de ese mes como resultado de unas elecciones celebradas en mayo de 2018, cuestionadas por parte de la comunidad internacional.
El secretario general de la OEA, Luis Almagro, y la mayor parte de los países del organismo reconocen como presidente legítimo de Venezuela a Guaidó.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top