Familia

La mochila adecuada para tu hijo

A los 12 años, más del 50% de los niños y casi el 70% de las niñas ha tenido alguna vez en su vida dolor de espalda. Una buena parte de estas dolencias puede ser causada por usar una mochila incorrecta. Por eso es importante adoptar ciertas medidas para prevenirlas o, en caso de padecerlas, reducir su impacto y acelerar su recuperación.

El peso de la mochila no debe superar el 10 % de su peso corporal. Una mochila con ruedas es una buena alternativa. Si la mochila es de tirantes, lo mejor para los niños (a diferencia de los adultos) es situarla relativamente baja, en la zona lumbar o entre las caderas, y llevarla sujeta tan cerca del cuerpo como sea posible, sujeta con un cinturón de manera que no se bambolee.

 Cómo tener una espalda saludable:

  1. Mantente activo y evita estar todo el día sentado. De lo contrario, perderás fuerza en la musculatura de la espalda y aumentará el riesgo de que te duela.
  1. Haz ejercicio habitualmente: la natación, correr o ir en bici te pondrán en buena forma física. Cualquier ejercicio es mejor que ninguno.
  1. Si compites en algún deporte, cumple estrictamente los consejos de tu entrenador para evitar tener problemas de espalda.
  1. Cuando tengas que estar sentado:

– Hazlo lo más atrás posible en la silla y mantén los brazos o codos apoyados.

– Cambia de postura frecuentemente e intenta levantarte cada 45-60 minutos.

– Si el mobiliario escolar te impide sentarte correctamente, díselo a tu profesor.

  1. Si la espalda te molesta en la cama, díselo a tus padres.
  1. Cuando uses el ordenador, coloca la pantalla frente a tus ojos y a la altura de tu cabeza.
  1. Para transportar el material escolar:

– Intenta transportar el menor peso posible y deja en casa (o en los lockers de la escuela), todo aquello que no vayas a necesitar. Evita cargar más del 10% de tu propio peso.

– En vez de cargar el peso, utiliza un transporte con ruedas y de altura regulable.

– Si usas mochila, usa una de tirantes anchos y pásalos por ambos hombros. Lleva la mochila tan pegada al cuerpo como puedas.

  1. Si te duele la espalda, intenta no dejar de hacer tus actividades habituales; evita solo aquello que realmente aumente el dolor. Evita quedarte en la cama, lleva una vida lo más normal posible y mantente tan activo como puedas para que vuelva a funcionar correctamente.
  1. Si te duele la espalda durante 14 o más días, o el dolor se repite frecuentemente, díselo a tus padres y consultad al médico sin perder tiempo; cuanto antes se tomen las medidas necesarias, mejor.

Muchos de estos consejos son extrapolables a los adultos y, en concreto, a las mujeres que día a día cometen muchos de estos errores al llevar el bolso de cualquier manera y con más cosas de las que deberían.

Ahora que lo sabes, pon en práctica estos consejos, tu espalda te lo agradecerá. / Contenido Latino.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top