Familia

Incluye en tu lista de regreso a la escuela un examen de la vista

Libros, lápices, papel – todas herramientas educativas comunes que uno puede encontrar en su lista de regreso a la escuela. La buena visión, quizás es una de las herramientas más importantes necesarias para tener éxito en la escuela. El American Optemetric Association (AOA) alienta la programación de un amplio examen de la vista para su hijo antes de que empiece las clases en la escuela. ¿Por qué mandar a chequear la vista de su hijo? Una buena visión es una parte crítica del aprendizaje. La mayoría de los expertos creen que el 80 por ciento de lo que los niños aprenden es por medio de su ojos. Leer, el uso de la computadora y el trabajo en el pizarrón son tareas visuales que los estudiantes realizan. Los ojos de un niño siempre están en uso en la sala de clase. Por tanto, cuando la visión de un niño no esta funcionando correctamente, el aprendizaje y la participación en clase se verán afectados. Cuando los niños tienen problemas visuales no detectados, la escuela puede ser una lucha. Señales que su hijo puede estar experimentando dificultades visuales en la sala de clase incluyen:

 

– Problemas para terminar trabajos escritos

– Perder su lugar cuando lee

– Sostener material de lectura más cerca de lo normal

– Tener un lapso de atención corto cuando se hace una tarea cercana

– Saltar palabras cuando leen

– Voltea o inclina la cabeza para usar un sólo ojo

– Frotarse los ojos – Quejas frecuentes de dolor de cabeza

– Se desempeña constantemente por debajo de su potencial

 

El AOA recomienda que un niño se haga un amplio examen de la vista a los 6 meses de edad, 3 años, al entrar a la escuela, y posteriormente cada dos años. Aunque útiles, un examen visual de la escuela o una revisión del pediatra no es sustituto de un examen amplio de la vista. El examen evalúa que tan bien ven los ojos. También miden la capacidad de los ojos para trabajar juntos, para enfocarse correctamente y para moverse juntos en actividades como leer una pagina impresa o seguir una pelota. Una visita al oculista podría ser una de las más importantes medidas adoptadas para ayudar a su niño aprovechar su educación. Para aprender más sobre la visión de los niños, o para encontrar un oculista en su área, visite www.aoa.org.

 

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top