México

Iglesia, sin protocolos reales ante contagios; suman ya 6 párrocos fallecidos y 15 infectados en Michoacán

priest

Francisco Castellanos J.

Morelia, Mich., septiembre 21.- De los cerca de 600 sacerdotes que integran la Arquidiócesis de Morelia,  6 han muerto, 15 se encuentran aislados 6y bajo tratamiento por el nuevo coronavirus (COVID-19), de los que solamente uno se mantiene bajo situación grave, a la par que hasta la fecha se considera como “no identificado” el foco de estos contagios que se dieron tanto en sus vidas cotidianas como en las actividades pastorales, según informaron las autoridades católicas del estado.

“En lista que están positivas y bajo tratamiento, tenemos a 15 sacerdotes, que obviamente por motivos de privacidad no podemos revelar el nombre de los padres. Pero tengan la certeza de que hemos protegido a las comunidades. Ellos están en cuarentena y están siguiendo todo el protocolo que la Secretaría de Salud nos está pidiendo para protegerlos a ellos y a las parroquias”, explicó Julio Fajardo Aguilar, titular de la Pastoral de la Salud de la Arquidiócesis de Morelia.

“Solamente tenemos uno que se encuentre en estado de gravedad, el padre está superando la situación, se encuentra internado y los demás se encuentran en protocolo de aislamiento, además de que esas comunidades han sido sanitizadas y se ha activado el cerco sanitario para proteger tanto al personal que labora como a la propia comunidad”, ahondó Fajardo Aguilar, quien también recordó que hasta la fecha suman seis sacerdotes michoacanos fallecidos por esta enfermedad.

El luto que cubre a la Arquidiócesis de Morelia y a la comunidad católica en general aumentó esta semana, en la que se llegó a un total de seis sacerdotes fallecidos a causa del nuevo coronavirus COVID-19, después de que hasta finales de junio sumaban tres líderes religiosos que perecieron por esta enfermedad, pero tres integrantes más de la Iglesia murieron por el padecimiento entre el 5 y 6 de agosto.

feligreses

En un periodo de sólo dos días, la Arquidiócesis de Morelia emitió tres esquelas por los fallecimientos de integrantes de la Iglesia asentados en diferentes puntos de la región: Alfonso Espino García, residente en la parroquia de Valle de Santiago, Guanajuato, fallecido este 5 de agosto; Mario Nieto Castro, párroco de San José Obrero, en La Coyota, municipio de Zitácuaro, quien murió este 6 de agosto, y Martín Bernal Heredia, párroco del Señor de la Piedad, cuyo deceso también se dio este 6 de agosto.

A la fecha, cinco sacerdotes de la Arquidiócesis de Morelia y uno más de la Diócesis de Tacámbaro han fallecido por contagio de Coronavirus.

“Carlos Garfias Merlos, arzobispo de Morelia, sus obispos auxiliares, el Presbiterio y toda la Arquidiócesis de Morelia, se unen en oración por el sensible fallecimiento de nuestro hermano sacerdote, quien en este tiempo de contingencia del COVID-19 partió a la casa del Padre”, se leyó en las esquelas enviadas a medios de comunicación para informar el fallecimiento de cada uno de los tres sacerdotes.

En torno al caso de Espino García, se precisó que “el padre pertenece a la Arquidiócesis de Morelia, pero actualmente presentaba su servicio ministerial en Valle de Santiago, Guanajuato, la cual actualmente pertenece a la Diócesis de Irapuato”. 

Además de que “hasta 2004, la Arquidiócesis de Morelia comprendía más municipios del estado de Guanajuato y cedió parte de su territorio para crear la Diócesis de Irapuato, entre ellas la Parroquia de Valle de Santiago”.

La Iglesia Católica ha confirmado los decesos y ha externado sus condolencias por la muerte de estos seis presbíteros, víctimas del coronavirus.

Iglesia, sin verdaderas medidas emergente.

De forma paralela, sigue sin haber medidas emergentes y especiales en la Arquidiócesis de Morelia ante el tema de contagios por COVID-19 al que son propensos los sacerdotes, que no sólo pone en peligros sus vidas, sino que, en caso de adquirir y dada la dinámica que se practica en las liturgias, se convierten en auténticos vectores de la infección.

A pesar de que esta semana fallecieron más presbíteros que se encontraban activos en sus parroquias, la estrategia de contención del virus a los religiosos y a la feligresía se mantendrá en los mismos términos.

misas-templos-iglesia-covid

Fue a inicios de esta semana que el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, aseguró que hasta el momento se siguen apegando a las medidas de sanidad, con una reducción de un 25 por ciento de capacidad en los templos y sin realizar las fiestas patronales en las distintas parroquias.

Aseguró que, de ser necesario y tomando en consideración la información de las autoridades sanitarias, se decidirá si las iglesias de zonas afectadas regresan a los esquemas de celebraciones litúrgicas a puerta cerrada.

“Si llegara algún lugar del estado a verse más en riesgo de contagio, eventualmente se tendría la posibilidad de cerrar a puerta cerrada con las medidas que se tuvieron durante la mayor parte de la pandemia y cumpliendo con todas las medidas precautorias”, explicó.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top
%d bloggers like this: