Salud

FAMILIA Y AMOR A P.RICO RETIENEN A MÉDICOS PESE A LAS OPORTUNIDADES EN EEUU

Mientras cientos de médicos especialistas de Puerto Rico abandonan la isla anualmente en busca de mejores oportunidades laborales otros permanecen por el bienestar familiar y el apego a su tierra natal.

El gastroentorólogo Emanuel Warrington y la internista Rebecca Morales son dos de esos galenos puertorriqueños que han decidido quedarse en su terruño y ofrecer sus conocimientos para tratar a sus compatriotas ante la falta de otros médicos, según relataron hoy a Efe.

“La realidad es que es una decisión bien difícil de explicar. Hay varios factores. En lo profesional cuando he tenido la oportunidad de irme he decidido quedarme, ya que mi familia está en Puerto Rico y me hace la vida más balanceada, además de que allá no tengo a nadie”, dijo Warrington, de 36 años.

Según relató recibe “a diario” correos electrónicos de diferentes hospitales en EE.UU. con ofertas de trabajos que sobrepasan los cientos de miles de dólares, aunque algunas de estas propuestas son en lugares apartados de las principales ciudades del país norteamericano.

“Todos los días llegan ofertas bien tentadoras”, admitió Warrington, quien se graduó de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico e hizo su especialidad en el Hospital de Veteranos, en San Juan, administrado por el Departamento de Asuntos de los Veteranos de EE.UU.

Según cifras del Departamento de Salud de Puerto Rico, en los pasados doce años un total de 2.422 médicos en la isla partieron a buscar una mejor oportunidad profesional, lo que ha causado una escasez en los servicios de salud sin precedentes.

Warrington, no obstante, no culpa a los colegas que ha decidido “cruzar el charco” desde la isla caribeña a EE.UU., ya que para ellos su prioridad era “establecerte y tener un sueldo rápido y una mejor educación para sus hijos y seguridad para su familia”.

“También depende de las metas en tu vida. Yo soy bien pausado y con tal de que esté bien y mi familia esté bien prefiero quedarme”, afirmó el gastroentorólogo, casado con una médico del Hospital de Veteranos local.

Warrington explicó que uno de los factores de insistencia de los hospitales de EE.UU. buscando médicos puertorriqueños es por ser considerados trabajadores, por lo que no es extraño que alguno dirija departamentos.

Mencionó, sin embargo, que algunos de sus compañeros de estudio en la Escuela de Medicina que se fueron a Estados Unidos lo hicieron en búsqueda de oportunidad para hacer sus especialidades al no haber plazas en la isla.

Igualmente contó que conoce de “tres o cuatro” médicos puertorriqueños residentes en EE.UU. “que han querido volver a Puerto Rico”, pero que cuando empiezan a explorar la oportunidad de regresar se les hace difícil por las diferencias de salario.

“Nadie en Puerto Rico te puede dar una oferta económica similar que en Estados Unidos. Allá te puedes ganar el triple y con beneficios”, señaló Warrington, quien, a su vez, defendió la educación médica de la isla en comparación con la del país norteamericano.

Por su parte, la internista Rebecca Morales, quien ejerce en el Hospital de Veteranos y posee una oficina privada en Caguas, municipio aledaño a San Juan, indicó a Efe que permanece en Puerto Rico por el apego a familiares y amigos.

Dijo que “la comida, la música y el calor de los puertorriqueños” han sido factores para permanecer en la isla a pesar de los problemas económicos y sociales que persisten en este pequeño territorio que se ahoga en una profunda crisis económica.

“He tenido la oportunidad de ejercer medicina en Nueva York y para mí no es lo mismo que en Puerto Rico. Estuve todo un año en Nueva York y nunca conocí a ninguno de mis vecinos”, indicó Morales, tras mencionar que el idioma también es factor para quedarse en la isla.

Como una manera para detener el éxodo de médicos boricuas a EE.UU., el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, propuso una medida que establecería una tasa fija de contribución sobre ingresos de 4% sobre las ganancias generadas por el profesional médico, como consecuencia del desempeño de su práctica médica por un término de 15 años.

La tasa contributiva actual es de un 33%.

EFE

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top