Inmigración

¿Es legal que por Trump revisen los celulares antes de ingresar a EE.UU?

El asunto ha ganado relevancia después de que al menos tres viajeros, incluido un periodista canadiense, hablaran públicamente sobre sus experiencias.

Los incidentes han llamado la atención en medio de las críticas por las restricciones migratorias ordenadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y de quejas sobre maltrato a viajeros extranjeros. Sin embargo, el gobierno afirma que no ha habido cambios de política en este sentido.

La patrulla fronteriza señaló que los registros se multiplicaron por cinco en el último año fiscal de la presidencia de Barack Obama, aunque seguían suponiendo menos de una centésima del 1% de todas las llegadas internacionales.

A continuación, algunos datos sobre los registros y sus derechos de privacidad.

La Cuarta Enmienda de la Constitución protege a los estadounidenses de registros y decomisos no razonables.

Por ejemplo, un policía debe obtener una orden de un juez antes de buscar en el celular de un sospechoso.

Cifras proporcionadas por la patrulla fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) muestran que los registros de dispositivos electrónicos se multiplicaron por cinco en el año fiscal 2016 hasta el 30 de septiembre, en comparación con el año fiscal anterior.

En 2016, durante el gobierno de Obama, se hicieron 23,877 registros de dispositivos electrónicos . Eso supone un 0,0061% de las llegadas totales a Estados Unidos. En el año fiscal 2015 hubo 4.764 registros de archivos digitales.

“Hemos descubierto información significativa y muy grave en esta clase de registros, desde riesgos de seguridad nacional a pornografía infantil, pruebas de delitos o aspectos que afectan a la admisibilidad de las personas según las leyes de inmigración”.

Los activistas defensores de la privacidad señalaron que los viajeros preocupados podrían dejar sus celulares y laptops en casa y comprar un celular barato una vez lleguen a su destino.

El Council on American-Islamic Relations también ha recomendado a sus miembros que hagan lo mismo.

La patrulla fronteriza no puede impedir la entrada de un ciudadano estadounidense si se niega a hacerlo, pero los agentes pueden complicar el proceso.

Los viajeros que no desbloqueen sus celulares podrían ser interrogados, detenidos de forma temporal y ver sus celulares confiscados durante varios días.

Los viajeros que no sean ciudadanos estadounidenses pueden ver negada la entrada en el país.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top