Inmigración

En Texas, indocumentados mexicanos afirman: ‘Tememos salir a la calle’

“Ahora salgo menos, trato de no exponerme”, dijo Guadalupe Ríos Martínez, una inmigrante indocumentada de 38 años de edad y originaria de Ciudad Jiménez, en el estado mexicano de Chihuahua. “De verdad sí tengo miedo”, confesó.

Ríos, quien labora en una estética de Irving, un suburbio de Dallas, Texas, dijo que “en el 2014, cuando llegué aquí, iba a bailes y fiestas, salía y me divertía sin miedo”, comentó. “Ahora sólo salgo de mi casa al trabajo y al supermercado”, aseguró.

Ya no me siento tranquila, tengo miedo a que me detengan y deporten; el miedo es porque perdería el trabajo y la forma de vida que ahora tengo y que no puedo tener en México”, indicó.

Confesó que la promulgación de la Ley SB4 frenó sus planes de comprarse un automóvil.

“Estaba ilusionada con eso, aun cuando no tengo licencia, pero planeaba usar la Matrícula Consular para identificarme. “Ahora sé que, si manejo y me detienen, me van a deportar y no vale la pena”.

Elpidio Ramírez, un indocumentado mexicano de 42 años de edad residente de Mezquite, un suburbio del este de Dallas, dijo que la promulgación de la SB4 ha sido como anunciar la fecha de apertura de la temporada de caza.

“Me siento como un venado que sabe que la temporada de caza va a comenzar el 1 de septiembre”, comentó. “Al aplicarse esta ley va a ser solo cuestión de tiempo para que un policía lo detenga a uno”, dijo Ramírez, quien se dedica a la jardinería.

La Ley SB4 contempla además castigar a los alcaldes, sheriffs, policías y jefes de policía y por no cooperar con las autoridades federales y honrar las solicitudes de detención de los agentes de inmigración para mantener en cárcel a los reclusos no ciudadanos sujetos a la deportación.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top