México

Diputados mexicanos aprueban reforma educativa que sustituye la de Peña Nieto

(EFE).- La Cámara de Diputados del Congreso mexicano aprobó en la madrugada de este jueves el dictamen que sustituye la polémica reforma educativa impulsada por el expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) tras semanas de negociaciones con los sindicatos magisteriales.
El dictamen fue apoyado con 381 votos a favor, 79 en contra y dos abstenciones, por lo que la Cámara de Diputados lo turnó al Senado para su ratificación.
Los legisladores reformaron la Constitución para eliminar las evaluaciones a maestros instauradas con la reforma de Peña Nieto y suptimir el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).
Además, se incluyó la propuesta de una diputada izquierdista para incluir la educación sexual en los planes y programas de estudio para fomentar “conductas responsables en el ejercicio de la sexualidad y sus consecuencias, así como el respeto a la identidad y la no discriminación”.
La reforma tuvo el apoyo del bloque izquierdista, liderado por el gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), pero también la apoyaron diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la formación política de Peña Nieto.
La principal oposición a esta reforma vino de la mano del derechista Partido Acción Nacional (PAN), el segundo grupo de la cámara después de Morena.
Ya en la mañana, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró que la cámara haya cumplido “el propósito de cancelar la mal llamada reforma educativa”.
“Tengo entendido que la mayoría de diputados votaron para cancelar la reforma educativa impuesta y ordenada desde el extranjero. Celebro que se haya avanzado en ese sentido”, dijo desde la conferencia de prensa en Palacio Nacional.
López Obrador aseveró que “el propósito de fondo” de la reforma de Peña Nieto “era avanzar en la privatización de la educación”.
“Hay que mejorar la calidad de la enseñanza combatiendo la pobreza y creando oportunidades para que todos puedan estudiar”, aseguró el mandatario mexicano, satisfecho de que “se quite todo eso que se impuso de las evaluaciones punitivas”.
El presidente mexicano anunció que se abrirán nuevas normales, escuelas rurales dedicadas a la formación de maestros.
Y negó que con la derogación de Peña Nieto se regrese al antiguo sistema de venta de plazas de docentes, que estaban controladas por los sindicatos, porque dijo que “los maestros no son corruptos”.
“No va a haber sindicatos protegidos por el gobierno. No se aceptan grupos de grupos de intereses creados. No va haber entrega de dinero a dirigentes”, prometió.
La reforma impulsada por Peña Nieto en 2013 tuvo la oposición de los sindicatos de maestros y de López Obrador, que la consideraron una reforma laboral encubierta porque suprimía privilegios sindicales y establecía evaluaciones que los docentes debían pasar para mantener sus plazas.
Tras asumir la Presidencia el 1 de diciembre, López Obrador anunció la cancelación de esa reforma pero la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se enfrentó al nuevo Gobierno.
El sindicato de maestros acusaron al gobernante Morena de querer maquillar la reforma educativa de Peña Nieto en lugar de cancelarla por completo y, por eso, estuvo bloqueando los accesos a la Cámara de Diputados durante semanas.
Ante esto, López Obrador sopesó cancelar la reforma de su predecesor mediante un decreto presidencial, algo que finalmente no ha sido necesario.
El presidente de México avisó a la CNTE hace dos semanas que se iban a eliminar las evaluaciones a maestros pero advirtió que los sindicatos no van a manejar ni la adjudicación de plazas de maestros ni el sueldo de los docentes.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top