Internacionales

Corea del Norte reclamó 2 millones por tratar al joven repatriado en coma

(EFEUSA).- Corea del Norte presentó una factura médica de dos millones de dólares al Gobierno por el tratamiento del joven Otto Warmbier, quien falleció en 2017 tras pasar 17 meses preso en el país asiático, antes de permitir que regresara al país estando en coma, informó hoy el Washington Post.
Asimismo, Pionyang exigió que un funcionario del Gobierno firmase una promesa de pago para que el joven de 22 años, que llevaba más de un año en coma, pudiese retornar a casa.
Según el Washington Post, que cita a dos personas conocedoras de la situación, el enviado del Departamento de Estado para volar de regreso con Warmbier, Joseph Yun, firmó el acuerdo de pago de la factura médica siguiendo instrucciones del presidente, Donald Trump.
Yun consultó con el entonces secretario de Estado, Rex Tillerson, y éste, a su vez, con Trump, quien lo aprobó, según el diario.
Tras ello, Yun regresó en un avión médico a Cincinatti, ciudad donde residen los padres de Warmbier, y donde el joven falleció seis días después por los problemas derivados de un daño cerebral nunca precisado.
La factura llegó al Departamento del Tesoro, donde permaneció sin ser saldada durante 2017.
No está claro si el Gobierno la pagó más adelante o si el tema fue tratado durante la preparación de la dos cumbres celebradas entre Trump y el líder norcoreano Kim Jong-Un.
Los padres del fallecido han acusado en todo momento a Pionyang de la muerte de su hijo e incluso, en abril del año pasado, llegaron a presentar una demanda contra Corea del Norte por “torturar y asesinar” al joven.
La polémica por el caso que agitó la opinión pública dado el trágico final del joven estudiante se renovó cuando Trump mencionó la cuestión tras su encuentro con Kim en Vietnam, en febrero de este año.
“He hablado con él (sobre ello) y de verdad creo que a él no le favorecía en nada que eso pasara (…). Me dijo que no se enteró (cuando Warmbier falleció) y yo le creo”, afirmó Trump en una rueda de prensa.
Otto Warmbier viajó como turista al país asiático a finales de 2015 con la empresa Young Pioneer Tours y, al término de su visita, fue detenido y sentenciado a 15 años de trabajos forzados acusado de robar un cartel de propaganda del hotel en el que se hospedó.
Su muerte agudizó aún más la escalada dialéctica que en ese entonces mantenían Washington y Pionyang en medio de las continuas pruebas de armas del Gobierno norcoreano y llevó al Departamento de Estado a prohibir que sus ciudadanos viajaran al país asiático, un veto que se mantiene hoy día.

Comments

comments

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top