Salud

¿Cómo podemos diagnosticar la depresión infantil?

Para saber si tu hijo o tu hija tienen depresión es importante que vigiles su comportamiento. La depresión puede pasar desapercibida y confundirse con otro tipo de comportamientos que son característicos durante la etapa de crecimiento.

Estos son los cambios que tienen los niños cuando se deprimen:

Los niños presentan una conducta irritable. Los más pequeños en especial no saben cómo describir sus sentimientos y les cuesta expresarse debido a que no cuentan con las herramientas necesarias para narrar lo que les está pasando.

Junto a esta irritabilidad les acompaña una serie de molestias físicas, así como expresiones faciales que reflejan su estado de ánimo. Por otro lado, pueden desarrollar un comportamiento agresivo.

Si eran muy activos, algo que identificará la depresión es la pérdida de interés en su entorno y en todo lo que hacía, incluyendo sus actividades favoritas. Esto va acompañado de desánimo, de no tener ganas de ir al colegio o falta de conversación.

Qué hacer

Si el joven presenta por lo menos dos de estos síntomas por un período de dos semanas consecutivas, es necesario que lo lleves a un especialista. La atención primaria es necesaria para un buen diagnóstico y evitar comportamientos destructivos.

Si no prestas atención a estas señales, es probable que, a medida que crezca, tu hijo tenga una autoestima baja, comportamiento agresivo y autodestructivo. Además, la alteración del sueño y la pérdida del apetito son comunes en una persona deprimida.

Por eso debes cuidar de la salud mental de tus hijos. No pienses que se trata de un comportamiento pasajero o que lo hace para llamar la atención. Son claras señales de que necesita tratamiento y atención especializada.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top
%d bloggers like this: