Cocina

Comer es uno de los atractivos de Colima

Colima, Col., noviembre 13.- La gastronomía mexicana es muy variada y conocida en el mundo. Ello se debe a que, en cada uno de sus estados, los pobladores trabajan para ponerle su sello a cada plato típico que preparan, como es el caso de la pintoresca Colima, una de las ciudades mexicanas más pobladas y con mayores delicias alimenticias que deleitan el paladar de lugareños y turistas.

Si bienes de Viaje a Colima, no solo debes ver sus lugares turísticos, sino que también tienes que probar sus platillos que te llevarán a un viaje gastronómico inolvidable.

Los Chacales y El Ceviche de Pez de Vela son algunos de los manjares para comer como plato fuerte en cualquier lugar donde vendan comida en Colima.

Y no queda allí, si buscas qué hacer en Colima durante los días calurosos, te encontrarás con que en cada rincón ofrecen su tradicional Tuba, una bebida refrescante cuya preparación ha sido heredada de generación en generación.

 Es por eso que comer es uno de los atractivos colimenses, ya que es conocer su historia, su cultura y su legado ancestral, que se mantiene y da la bienvenida a quienes vienen de vacaciones a este estado de México.

A continuación verás las mejores preparaciones que debes tomar en cuenta en tu viaje a Colima

Tacos

Los tacos son perfectos para comer en cualquier época del año

Los tacos son una de las comidas típicas de México que no se puede dejar de probar si bienes a estas tierras mágicas. Aunque se encuentra en todos los rincones de la nación, al oeste del país en el Estado Libre y Soberano de Colima se consiguen y preparan los mejores tacos tuxpeño y de sesos de la región.

Como todos los tacos, los principales ingredientes son: las tortillas de maíz o de trigo, ajo, cebolla, sal y aceite vegetal. Los tuxpeños son a base de cerdo y el otro a base de sesos de res. Su preparación es fácil: se sazona para cocerlos y luego se hace un moje con cebolla, pimienta, ajo y tomillo en donde se bañará la carne y las tortillas.

Luego de que se cocinan, se acomodan en un recipiente con una servilleta y una bolsa de plástico para conservar el calor o se sirven directamente al plato. Este delicioso platillo típico del estado de Colima es perfecto para comer en cualquier época del año y los lugareños dicen que los mejores se encuentran en el Taco Loco, Chile Amor y Don Taco.

Chacales

Los chacales puedes servirlos con perejil, papitas y acompañarlo con una ensalada de col.

Desde las épocas precolombinas, los chacales forman parte de los platillos tradicionales de Colima. A pesar de los años, se ha mantenido como una de las pocas recetas antiguas que se conserva igual, desde que nació en las comunidades prehispánicas.

El chacal es una especie de langostino que se encuentra debajo de las rocas en presas de agua dulce.

Los ingredientes para la preparación son: chacales frescos, cebolla, jitomates maduros, mantequilla, aceite, perejil fresco, chile, sal y pimienta molida.

Luego de tenerlos todos se pelan los chacales y se hierven en agua con sal. Con los jitomates, la cebolla y el chile se hace un puré que se freirá con la mantequilla y el aceite, después se incorpora al caldo y se cocina durante 10 minutos.

Después que Los Chacales están listos para servir, se recomienda poner perejil, papitas y acompañarlo con una ensalada de col, ya que aporta frescura al guiso.

Muchos consideran que atrapar a los chacales es un arte y para comerlos en Colima recomiendan ir hacia Manzanillo al restaurante Mariscos Carlos, donde se comen los mejores langostinos.

Sopes

Los Sopes de Colima se diferencian de los que preparan en otras partes de México.

Aunque los sopes se cocinan en varios lugares del Estado de México, forman parte de los platillos principales de Colima con una distinción particular.

Se originaron en el municipio Villa de Álvarez, de la mano de una señora llamada Dominga Rodríguez, quien fue la que impuso el estilo para cocinar dicho plato de la gastronomía mexicana.

Los sopes son tortillas de maíz acompañadas de carne molida cocida, lechuga o col, queso, rodajas de jitomate y bañados de un jugo de jitomate.

Para prepararse, se pica la lechuga finamente, se pone a freír en aceite y se cortan los aguacates y los rábanos. La masa de la tortilla se mezcla con chile, huevo, manteca de cerdo, la harina, polvo para hornear y sal.

Para el jugo, se licuan los jitomates, el orégano, la sal y el agua, para después ponerlo a hervir. Luego de ello, estará todo listo para armar este platillo, ideal para comer en cualquier época de año. Si bienes aquí, algunos de los negocios de comida en Colima que cuentan con los mejores son El Charco y en Cenaduría Julia.

Tostadas

Las tostadas es un plato muy fácil de preparar.

Las tostadas es una de las comidas típicas de Colima y, a pesar que la comen en todo México, cada región le pone su toque diferenciador. Aunque la tortilla es preparada a base de mazorcas, el relleno varía. Además, no solo es sabrosa sino que es muy fácil de preparar, solo tardarás unos 15 minutos.

Lo que necesitas para preparar las tostadas es harina, sal y agua. Para el guiso, se requiere: lomo de cerdo, manteca, frijoles refritos y queso añejo. Para cocinarlo debes colocar todo en un tazón con agua, la col, la sal, el limón y dejar desflemar.

 Licúa los ingredientes de la salsa y reserva. Después, en la manteca se fríe el lomo hasta que se dore por las orillas y finalmente, se deberá retirar el exceso de grasa.

Para finalizar, haces las tostadas con frijoles y el lomo, y lo acompañas con cebolla, col, caldo y queso. Este platillo de la región de Colima no tiene época del año, así que puedes comerlo cuando quieras, tal es así que en muchos restaurantes lo sirven de entrada para esperar el plato fuerte.

Pepena

La pepena es un plato delicado que no se encuentra en todas partes.

Una de las comidas tradicionales de Colima es la pepena, un plato exquisito de vísceras de res bañados con salsa de tomates, acompañados de frijoles. Su preparación es tan minuciosa que no en todos los restaurantes lo encontrarás.

Los Portales de Suchitlan, en el municipio Comala y el El Charco de la Higuera por el Jardín de San José, son algunos de los lugares en donde lo sirven.

Si buscas cómo hacer este platillo de Colima, debes comprar: tripa, corazón, hígado y bofé de res, tomatillo, chile de árbol, ajo, laurel, cebolla, cilantro, aceite y sal. Para la cocción debes poner las vísceras bien limpias en agua con ajo, hojas de laurel y trocitos de cebolla.

Cuando estén bien cocidas agregas la sal y dejas sazonar por unos 15 minutos, las sacas del caldo y las picas en tiras. Mientras, pones a cocer los tomatillos y los chiles de árbol.

Para finalizar debes freír las vísceras hasta que se doren, se le coloca nuevamente cebolla. Se revuelve el tomate y el chile con un poco del caldo y luego se bañan las vísceras para servirlas.

Pescado a la Talla

El pescado a la talla se originó hace más de 50 años.

Si quieres probar platillos típicos de Colima con receta que te sorprendan el paladar, es recomendable que pruebes el pescado a la talla. Aunque no tiene un origen en específico, su creación data de hace unos 50 años y en el estado de Colima le ponen su sello para diferenciarlo de los que cocinan en otros estados de México.

Para hacer este plato tradicional necesitarás: lomo de huachinango, chiles guajillo hidratados sin semillas, vinagre de manzana, aceite, ajo, cebolla, cebollitas cambray rebanadas y brotes de cilantro. Su preparación es fácil, solo tienes que licuar el guajillo con vinagre, aceite, ajo y cebolla. Después untar la mezcla en el pescado, para luego llevarlo a asar al carbón envuelto en hoja de plátano por una hora.

Para deleitarte con esta comida saludable en Colima, puedes acompañarlo con arroz blanco y frijoles caldosos de la olla, adicionando una buena copa de vino blanco.

Este alimento no tiene una fecha en especial para comerlo y por eso podrás encontrarlo en restaurantes como El Atracadero, el cual queda por la Avenida Niños Héroes de Colima.

Tatemado

El tatemado originalmente era a base de iguana o venado.

Una de las comidas originarias de Colima es el tatemado. Su nombre proviene de la palabra “tatemar” de origen náhuatl, cuyo significado es poner al fuego o tostar, término que se utiliza con los chiles y las especias. Aunque en la actualidad se cocina a base de cerdo o res, en sus orígenes este plato se cocinaba con venado o iguana.

Para quienes se aventuran en cocinar, deben tomar en cuenta que la mezcla de los chiles debe dejarse toda una noche, el guiso cocinarse sobre fuego directo y a la hora de servir el plato debe hacerse con bastante salsa.

Para el tatemado debes comprar cerdo, el cual se marina con el moje de chiles y luego se pone a cocinar a fuego medio por dos horas mientras agregas caldo de pollo. Cuando se vaya a servir se recomienda acompañarlo con frijoles refrito, tortillas, fruta en vinagres y más.

Colima y su gastronomía es tan variada que se puede disfrutar todo el año de su comida tradicional, como es el caso de este platillo, aunque suelen prepararlos en fechas especiales como bautizos, bodas y cumpleaños.

Sopitos

Los mejores sopitos están en el municipio Villa Álvarez.

Una de las comidas típicas del estado de Colima son los famosos sopitos, tortillas hechas a base de mazorca acompañados con carne molida. Aunque en toda la ciudad se ven restaurantes que tienen este tipo de antojitos mexicanos, es en el municipio Villa de Álvarez donde encontrarás los mejores.

Para la preparación de los típicos sopitos debes tener sopitas, carne, laurel, sal, ajo, agua, lechuga o col, queso, aceite, rábanos, orégano y jitomates.

Lo primero a cocinar es la carne, la cual se coloca en una olla con el agua, el ajo, la sal, las hojas de laurel y los jitomates por unos 30 minutos. Luego se hace el jugo, para ello se pone los jitomates, el órgano, la sal y el agua en la licuadora, al terminar de mezclarlo se cuela y se hierve.

Si no eres muy amante de la cocina, igual puedes probar los sopitos en cualquier época del año en Cenaduría La Playita o La Ruedita, restaurantes de comida en Colima en el centro de la ciudad, pero si quieres comer los mejores debes ir a Villa Álvarez a la Cenaduría de Juanita.

Cuachala

La cuachala está entre los 10 platillos típicos de Colima más sabrosos.

Uno de los platillos típicos de Colima es la Cuachala, la cual se prepara a base de pollo desmenuzado o puerco en caldo de jitomate, manteca y masa de maíz. El mismo es común en festividades o bodas, ya que lo preparan con un alcance de dos días para seguir festejando días corridos.

Para prepararlo deberás tener: gallina grande o pollo, chiles anchos y aguajillos, jitomates verdes, ajo, cebolla y manteca. Para comenzar a cocinarlo debes limpiar bien la gallina o el pollo, luego se pone a cocinar con una cebolla y sal. Mientras se cocina, pones a tostar los chiles para molerlos junto a los ajos y tomates cocidos.

Para seguir la preparación, se muele el pollo o la gallina con un poco de caldo y luego de molidos se juntan con los otros ingredientes. Cuando espese el caldo, se le agregan las piezas deshuesadas y se deja hervir hasta punto de atole.

Luego de esto, estará listo para servir y disfrutar de esta delicia que se encuentra entre los 10 platillos típicos de Colima más sabrosos.

Pozole Seco

El origen del pozole seco se dio en Colima y de allí se fue expandiendo.

El origen centenario de este platillo mexicano se comparte entre varios estados del país, pero cuenta la historia que en Manzanillo, Colima, una señora por accidente lo olvidó sobre unas brasas que aparentaban estar apagadas. De ahí se conoció el “pozole seco”, expandiéndose de manera increíble por el estado y por el país.

Para disfrutar de esta comida típica de Colima primero debes reducir el pozole a fuego medio, removiendo constantemente para que no se pegue. Acto siguiente, reservar y desmenuzar la carne. Luego, colocar el pozole cocido con mucho cuidado en un sartén con manteca casi hirviendo y remover con cuidado a fuego bajo durante 15 minutos.

Para la preparación de la salsa, comienza por dorar los chiles en aceite, luego licuarlos junto con el caldo, unos granos de pozole y la sal hasta tener una salsa fina y tersa. Colocarlo en un tazón, agregar el moje, un poco de limón y sal. Para finalizar, sirves en una tostada el pozole seco esparcido con repollo, cebolla picada y rábano.

Fin de nota

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top
%d bloggers like this: