México

Campeche: Hermosa ciudad amurallada de la República Mexicana

Francisco Castellanos J.

Campeche, Mex., julio 31.- De acuerdo a la Enciclopedia Libre, Campeche, oficialmente llamado Estado Libre y Soberano de Campeche, es uno de los treinta y dos estados, forman México.

Su capital y ciudad más poblada es San Francisco de Campeche. Está ubicado en la península de Yucatán, región sureste del país, limitando al norte y al noreste con Yucatán, al este con Quintana Roo, al sureste con Belice, al sur con Guatemala, al oeste con el Golfo de México y al suroeste con Tabasco.

Con 899 931 habitantes en 2015, es el tercer estado menos poblado —por delante de Baja California Sur y Colima, el menos poblado— y con 14,20 hab/km², el cuarto menos densamente poblado —por delante de Chihuahua, Durango y Baja California Sur, el menos densamente poblado. Se fundó el 29 de abril de 1863.

Desde el punto de vista físico, Campeche se encuentra en una posición de transición entre la selva tropical del Petén guatemalteco y la selva baja caducifolia del extremo norte de la península de Yucatán.

Existen diversas teorías acerca del origen de la palabra Campeche (en maya: can pech, ‘serpiente y garrapata’)

Otros indican que Campeche se deriva de las palabras kin (en maya: Kin, ‘sol’)? que significa sol y pech, como ya se indicó, garrapata. Algunos suponen que a este nombre (kin pech) se le puede agregar el prefijo ah que quiere decir lugar y en conjunto diría “lugar del señor sol garrapata”

 San Francisco de Campeche es la capital del estado mexicano homónimo y cabecera del municipio del mismo nombre. 

Es una ciudad histórica fortificada ubicada a orillas del Golfo de México, en la Península de Yucatán. Es famosa por ser una de las pocas ciudades amuralladas de América y la única en México.

Visita el Baluarte San Francisco, que recibe su nombre en honor a la orden franciscana. El Cristo Negro de San Román, representante del fervor campechano.

Visita el Baluarte de Santa Rosa, actualmente la pinacoteca campechana

Visita el Baluarte de San Pedro, construida en el siglo XIX para defender la ciudad de invasiones de los piratas y filibusteros; que además conserva en buen estado parte de sus fortificaciones; por lo que es declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO desde 1999.

El 4 de octubre de 1540 los españoles fundaron Salamanca de Campeche a un lado de la antigua villa de Ah Kin Pech, años después fue bautizada con el nombre de San Francisco de Campeche por Francisco de Montejo “El Mozo”. Posteriormente se empezó a fortificar la ciudad en forma hexagonal para proteger a los habitantes de los constantes ataques piratas.

Dentro del Recinto amurallado vivían familias de la nobleza, adinerados comerciantes, el Teniente del Rey, los religiosos y las autoridades políticas.

Este pequeño pueblo pronto se convirtió en ciudad y uno de los más importantes puertos del nuevo mundo. 

Campeche ha seguido sufriendo transformaciones que hoy le dan un distinguido encanto sin que esto afecte el espíritu de su linaje colonial.

En su mayoría, las ciudades mexicanas del pasado se extendían sobre los valles y las planicies del interior, aunque algunas, por necesidad, ocupaban cerros y barranca.

Sólo unas cuantas poblaciones se atrevían a establecerse en las costas de nuestros mares, pues los rigores del trópico se manifestaban allí de manera más notoria, y a falta de mejores medios para hacerles frente se prefería evitarlos ascendiendo a los altiplanos.

Apenas instaladas en el continente americano, las potencias europeas se dedicaron a combatirse por la vía de la guerra marítima, pero no sólo las naves podían ser atacadas, sino también los puertos, siendo los ingleses los que adquirieron el mayor poderío en estas lides.

A España sólo le quedó desarrollar estrategias defensivas, y podemos entender las vicisitudes que obligaron a los habitantes de Campeche a construir fuertes y baluartes desde el siglo XVI, así como una muralla completa alrededor de su ciudad en el siglo XVIII.

En este lugar se encontraba la ciudad maya de Ah Kin Pech, convertida por los españoles en el puerto más importante de la península de Yucatán.

Después de varios intentos la parte central de la ciudad, reservada sólo a los europeos, adquirió la forma de una cuadrícula no muy regular, con fortificaciones en ciertos puntos de su perímetro. 

Algunos de estos baluartes aún se conservan en buen estado, como el de La Soledad (que actualmente aloja al Museo de las Estelas), excepcional ejemplo de la arquitectura militar novohispana.

Es muy notable también la Puerta de Tierra con sus defensas anexas: se trata de una de las construcciones más representativas de Campeche y que conserva uno de los pocos lienzos originales de la muralla colonial, terminada en el siglo XVIII por el ingeniero francés Louis Bouchard de Becour para unir los baluartes de la zona central de la ciudad.

Hacia finales del siglo XIX las defensas de Campeche habían perdido ya su razón de ser, y la necesidad de comunicar a la población por ferrocarril y tranvía ocasionó el derribo de grandes tramos de la muralla y aun de baluartes completos.

Sin embargo, a partir de la década de 1950 se han reconstruido algunas fortificaciones desaparecidas, como la Puerta de Mar y el Baluarte de Santiago, que sin ser originales permiten evocar el antiguo aspecto de la ciudad.

Los trabajos aún continúan y habrán de aumentar sin duda el atractivo turístico de Campeche. Igualmente, se han hecho mejoras a otras edificaciones defensivas, por ejemplo, al Baluarte de San Carlos, hoy Museo de la Ciudad, y al Fuerte de San Miguel, sede del Museo Regional de Campeche, que cuenta con importantes piezas de la cultura maya, como la Máscara de Jade de Calakmul.

La Casa del Teniente del Rey y la Mansión Carvajal son interesantes muestras de la arquitectura residencial de la península; y aunque más modestas, son muy numerosas todavía las casas tradicionales que pueden verse en la ciudad.

La prosperidad del siglo XIX dio a Campeche una fisonomía distinta a la colonial, con fachadas de estilo afrancesado que ahora han sido pintadas en tonos pastel, dando a las calles un colorido muy pintoresco. Notable obra de aquel siglo es el Teatro Francisco de Paula Toro.

Entre los templos de Campeche puede mencionarse el de San Francisco, ubicado extramuros, cuya construcción inicial se remonta al siglo XVI, lo que se observa en sus formas austeras. 

La antigua parroquia de la Concepción, convertida en catedral a finales del siglo XIX, tiene una notable influencia de la arquitectura centroeuropea en el remate de sus campanarios.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top
%d bloggers like this: