Inmigración

Así lucen ahora los restos del muro de Trump: abandonados y contaminantes

El expresidente Donald Trump se fue y atrás dejó millas y millas de su proyecto estrella y su legado, un “muro” fronterizo que pronto fue paralizado por Joe Biden y del que ahora quedan sus “restos”, maquinaria pesada y toneladas de vigas de acero abandonadas en reservas naturales.

Después de meses de intensa actividad, las montañas y el desierto de Arizona se encuentran en silencio, los camiones de carga que constantemente se veían circular por la región han cesado, al igual que el ruido de la construcción y el uso de dinamita para abrir camino.

Solo quedan como testigos segmentos incompletos de la valla de 30 pies (seis metros) de alto y caminos que fueron abiertos para este propósito.

“Aunque la construcción se ha detenido, aún vemos la maquinaria en estos sitios, el equipo que utilizaron. No sabemos por cuánto tiempo más mantendrán estos sitios así”, dijo Laiken Jordahl, del Centro para la Diversidad Biológica, con base en Tucson.

También hay material y maquinaria abandonados en regiones de Texas, explica Tricia Cortez, directora de la Coalición No al Muro Fronterizo, quien critica que este hecho le está costando además dinero al Gobierno federal.

Cumpliendo con su promesa de campaña, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva el pasado 20 de enero suspendiendo la construcción del “muro”.

Desde entonces, los sitios donde se llevaba a cabo la construcción se encuentran abandonados y en algunos de ellos incluso pareciera que los trabajadores simplemente dejaron sus herramientas y se retiraron del lugar.

Click to comment
To Top