México

Algunas Tradiciones y Costumbres del estado de Morelos, México.

Francisco Castellanos J.

 Cuernavaca, Morelos, julio 20.- La Entidad de Morelos es uno de los 32 estados de México y está ubicado en la parte centro sur del país. Su capital y ciudad más poblada es Cuernavaca, conocida como “la ciudad de la eterna primavera” y, es uno de los 33 distritos que conforman el estado, siendo una de las regiones más ricas del país.

Cuenta con un clima agradable, reservas naturales y pueblos ancestrales llenos de cultura. En el territorio se han registrado 139 fiestas tradicionales en más de 60 localidades en una mezcla de celebraciones indígenas y cristianas.

Dentro de Morelos están dos de los “Pueblos Mágicos” de México, Tlayacapan y Tepoztlán.  Son poblados originarios que poseen una cultura ancestral caracterizada por la producción de artesanía local, cocina tradicional y mantenimiento de expresiones patrimoniales.

Como en cualquier pueblo rico en fiestas tradicionales, en Morelos el turismo se ha integrado como parte de estas costumbres. Visitar y conocer las fiestas y tradiciones es una de las aventuras que tiene para ofrecer.

Las principales tradiciones y costumbres de Morelos 

1. Reto al Tepozteco: El atardecer de Tepoztlán es el escenario, cada 8 de septiembre, del Reto al Tepozteco, una representación teatral sobre el cambio de religión politeísta del último Tlatoani hacia el cristianismo.

Esta fiesta, basada en un guion en náhuatl, consiste en una escenificación donde Tepoztecatl, señor Tepozteco, fue bautizado por Fray Domingo de la Anunciación

Cuenta la leyenda que Tepoztécatl, aceptó una “prueba de fe” del Fray en la que ambos lanzaban a sus dioses desde lo alto del templo.

Ometochtli, reproducido en piedra, se partió en mil pedazos al caer, y Jesucristo, en una cruz de metal, quedó intacto.

Tras este cambio, Tepoztecatl se enfrenta a los reyes de Cuaunáhuac, Cuautla, Tlayacapan y Yautepec por rechazar al nuevo dios, pero termina por convencerlos y  facilitar la evangelización española.  Esta fiesta recuerda la unión de los mundos y las culturas durante la colonia y se celebra en la víspera de la Virgen de la Natividad.

2. Portal de semillas: La colocación del portal o arco de semillas se realiza también en Tepoztlán, como una ofrenda a la Virgen de la Natividad que es la Santa Patrona del pueblo.

Consiste en un mural gigante de aproximadamente 7 x 9 metros donde se elabora una escena tepozteca con miles de semillas naturales que quedan expuestas durante todo el año hasta su renovación.  

La primera portada de semillas se realizó en 1991 y desde entonces se elabora anualmente de forma voluntaria por los propios pobladores de la entidad.

3. Matacueros: Los Matacueros de Yecapixtla son un símbolo de la Semana Santa con 480 años de antigüedad.  Su nombre viene de la palabra náhuatl “Matacue” y significa “el que indaga”, “el que busca”, o “el que nos atormenta”.  

Las vestimentas presentan auténticas obras de arte, por su belleza y colorido, y representan versiones locales de los antiguos soldados españoles que durante la conquista maltrataron a indígenas.

El sábado de Semana Santa, específicamente, estos personajes prehispánicos salen a representar la maldad  de los españoles.

Visten una gorra multicolor con guindas de piedras, llevan una máscara de color clara, en alusión a la piel europea, y una barba negra puntiaguda, semejante a la egipcia.  

4. Chinelos: La danza del brinco del Chinelo es una celebración característica del carnaval y de las fiestas patronales en los pueblos de Yautepec, Oaxtepec, Oacalco, Totolapan, Cualtlixco, Jojutla y Tepoztlán. La palabra Chinelo en náhuatl significa “el que mueve bien los pies y la cadera”.  

Los “brincos” o bailes son danzas grupales en las que se salta sobre las puntas de los pies, se colocan las manos en el pecho y se mueven al ritmo de una banda mientras desfilan por las calles.

Según datos históricos, este brinco es una representación de la tribu prehispánica tlahuica cuando halló su tierra prometida después de un largo peregrinaje. 

Las vestimentas tradicionales consisten en trajes elegantes de terciopelo, amplios y largos, con túnicas multicolores que cubren el cuerpo.

Los adornos son vistosos y llenos de diseños con listones, lentejuelas, chaquiras o cuentas de vidrio, pedrería y sombreros de plumas.  

5. Sayones: En el municipio de Tetela del Volcán, los sayones son otro clásico de la semana Santa, desde hace 300 años, de jueves a Domingo de Resurrección.

Se organizan en Cofradías para representar una escena muy cristiana en donde hay  soldados o verdugos romanos, cuatro Reyes y un Judas.  

Llenos de máscaras, satín verde y amarillo y papel china en forma de un gran sombrero de pompón, los sayones participan en procesiones donde escenifican el ahorcamiento de Judas.

Pero el domingo es la gran fiesta donde se hace la quema de los sombreros de los sayones por parte de los pobladores y visitantes, quienes prenden en fuego las gorras de los personajes.  

6. La cecina: Cuando se habla de gastronomía típica no se puede olvidar la Cecina de Yecapixtla. Esta comida la compone un delgado corte de carne de res o puerco aliñada con sal y limón que es deshidratada al sol.

La cecina es el símbolo culinario del Morelos y se sirve con queso y crema frescos, salsa y cebollas y se come con tortillas de maíz hechas a mano. En Yecapixtla cuentan con una feria propia donde se ofrecen los mejores cortes de carne y se hacen también bailes y teatros del pueblo.  

7. Día de muertos: En el poblado de Ocotepec, al norte de Cuernavaca, se celebran una de las formas más vistosas y reconocidas de los altares por el día de los muertos.

La Cereada se celebra entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre, días en los que se erigen ofrendas para los muertos del año y las tumbas de los cementerios son visitados por vecinos y amigos de los deudos.

Muchas ornamentas con  velas, flores, velas, calaveras, papel picado, escarchas y objetos de los difuntos se esparcen por los monumentos.

Además, las catrinas también son anfitrionas de la fiesta y acompañan los adornos en conmemoración de los muertos morelenses. 

Referencias 

Alvarado R., C. (2015). Conservación del patrimonio cultural en el Pueblo Mágico de Tepoztlán, Morelos (2001-2012). Territorios, 32, 15-33. Recuperado desde edalyc.org; Alberto Cajal

Lazcarro S., I. (2011). La Pasión de Yecapixtla: En la ruta de la cecina. Suplemento cultural Nº 490, el tlacuahce. Recuperado desde hool.inah.gob.mx

Machín, J. (1999). Chamucos, chinelos y calacas. Fiestas tradicionales y promoción juvenil. Cedoj-Cultura Joven, Cáritas, Cejuv. Recuperado desde: aacademica.org

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top
%d bloggers like this: